Psico-Golf

PSICO GOLF – Una rutina previa para ahorrar golpes en el campo de golf (I)

22 Abril 2018 – Los profesionales tienen una rutina pre-golpe mucho más constante que los hándicaps bajos. Los handicaps bajos tienen una rutina pre-golpe más constante que los handicaps medios. Y los handicaps medios tienen una rutina pre-golpe solo algo más constante que los handicaps altos. ¿A cuento de qué vienen estos comentarios? Pues porque para conseguir un buen resultado, necesitas combinar tu preparación mental con una sólida rutina previa al golpe. ¿Qué pasos nos pueden ayudar a ello? Para comenzar a introducir este tema, aquí tienes los dos pasos iniciales.

1ª) Primero, olvídate del resultado y piensa únicamente en el golpe inmediato. Un momento crítico de la preparación mental se produce cuando percibes la primera impresión del golpe que quieres dar. Es la situación más común en la que experimentar pensamientos negativos, aquellos que conducen a la dolencia más temida: la tensión. Entonces, en las primeras reflexiones de aproximación al golpe que deseas dar, ensaya pensamientos que te aporten sensaciones positivas, como los que sugerimos en los capítulos sobre “Piensa en positivo I” y “Cómo autohablarse en positivo”, en esta situación. Adopta el estado anímico que te permita dar lo mejor de ti mismo.

2º) Segundo, elige el mejor golpe para una buena gestión del juego. ¿Qué queremos decir con esto? A los diseñadores de campos de golf les encanta presentar sus recorridos como grandes retos para el golfista. Una parte importante de la preparación mental consiste en analizar cada golpe desde la perspectiva que más favorezca a tu juego en ese hoyo. La verdad es que algunos handicaps medios y altos no ponen demasiada atención en las estacas del fuera de límites, los obstáculos de agua, el espeso rough o las trampas de arena. Simplemente se dirigen hacia la bola, se plantan delante de ella, hacen el swing y la pegan… Éstos son los golfistas que no practican una buena gestión del juego. Para anotar un buen resultado en la tarjeta, necesitas evitar los obstáculos y mandar la bola a las áreas seguras de cada hoyo. Pero en la buena gestión del juego deben predominar dos factores diferenciados: elegir bien tu objetivo y elegir bien tu palo.

Los mejores golfistas emplean una firme rutina
para contribuir a su autoconfianza y concentración

El primer paso es identificar tu zona preferente de aterrizaje de la bola en ese golpe determinado. Por orden, deberías fijarte en: evitar el fuera de límites, evitar el rough profundo y evitar el agua. El siguiente paso sería identificar la zona secundaria del objetivo. Es decir, por si fallas el golpe, donde prefieres que se detenga tu bola. Por ejemplo, piensa que es mejor aterrizar en el alto rough que fuera de límites o detenerte en un bunker a media calle que visitar un rough espeso. El último paso es identificar la zona más segura a la que quieres apuntar. Es importante que finalices esta primera fase de la buena gestión del juego concentrándote en la zona del objetivo y no en los obstáculos. Es así como actúan los profesionales cuando están finos, ya que en su enfoque de la situación sólo consideran el área de su objetivo.

En cuanto a una buena elección del palo, para seleccionar el más adecuado puede seguir la siguiente pauta: distancia, viento, plano. Porque tanto el viento como el plano del terreno puede influir sumamente sobre la distancia a la que viajar a la bola. Después de haber considerado el palo apropiado para la distancia que quieres alcanzar con tu golpe, puede que todavía tengas que hacer un ajuste. Reconsidera el palo teniendo en cuenta el viento y el plano del suelo. A continuación, ya puedes tomar tu decisión final.

No te pierdas el próximo capítulo, donde seguiremos dando consejos sobre cómo reforzar tu rutina previa al golpe.

Fotos: ©LET

Más píldoras de PSICO GOLF.

Por REDACCIÓN