Psico-Golf

PSICO GOLF – Los golfistas inteligentes practican en el driving range con un propósito

27 Mayo 2018 – Existe un viejo dicho que dice… practicar te hará perfecto. Sin embargo, nosotros mejoraríamos la expresión diciendo: practicar bajo condiciones similares a las situaciones reales de juego te ayudará a hacerte perfecto. Supongamos que estás en el driving range y un amigo te dice: “Me gustaría ver si eres capaz de pegar un buen golpe con el hierro 5. Coges el 5, pegas unos cuantos golpes de calentamiento y, cuando estés listo, me avisas”. En estas circunstancias, ¿crees que podrías ejecutar un buen golpe? Luego, se te acerca de nuevo tu amigo en el campo de prácticas y te pide: “Quiero ver si puedes pegar otro buen golpe con el hierro 5. Pero primero pega un golpe con tu driver, y después un golpe con tu hierro 5”. ¿Podrías pegar un buen hierro 5 en esas condiciones? Puede que sí, pero las probabilidades son menores que en la primera situación.

¿Estamos acostumbrados a pegar una sucesión rápida de bolas en el campo de golf? Claro que no, ya que, en un recorrido de 18 hoyos, tienes un tiempo considerable entre golpe y golpe. ¿Pegamos 10 golpes seguidos con el hierro 5 en el campo de golf? Claro que no. Seguramente juegas un hierro 5 después de pegar el driver desde el tee. Con el fin de emplear tu tiempo en el driving range para estar mentalmente preparado en el campo, una parte de tu tiempo en el campo de prácticas debería de estar destinado a situaciones similares a las reales en el campo.

Te proponemos que alternes los palos después de cada golpe, como lo harías durante una vuelta. Practica diferentes secuencias de golpes que igualmente pegarías en diferentes hoyos sobre el recorrido. Por ejemplo, en un par 5 puedes pegar un drive, después una madera 3 y luego un wedge. Sigue esta secuencia en el driving range. Así, sí que puedes pegar un driver y después un hierro 5. Y en la siguiente secuencia puedes practicar jugando un hierro 3, seguido por un chip corto con el wedge, como te puede ocurrir en un par 3 largo….

Alterna golpes de prácticas apuntando a diferentes objetivos. Cuando estás en la misma postura en el driving range, golpe tras golpe, es natural perder la concentración sobre adónde estás apuntando, lo que es muy distinto de lo que pasa en el campo. Para ayudarte a practicar bajo condiciones similares a las del juego, haz rotar los golpes apuntando hacia diferentes objetivos. Supón que estás entrenando con tu hierro 7. Toma tres objetivos distintos y establece un reto práctico. Alterna cada golpe hacia tres objetivos diferentes y continúa practicando hasta que logres tus tres retos seguidos. Otra estrategia es apuntar a diversos objetivos con distintos palos. Puedes apuntar con tu driver a un objetivo, y luego apuntar con tu hierro 7 a otro totalmente diferente y en una dirección distinta.

Dedica una parte de tu tiempo en el driving range
a practicar situaciones reales en el campo

También puedes imaginar que estás jugando un hoyo concreto de un campo. ¿Tienes alguno en particular que parece que siempre se te atraganta? Imagina que estás jugando ese hoyo cinco veces seguidas. Imagina un área en el driving range con el mismo ancho de la calle. Entonces pega los golpes como quieres jugar ese hoyo. Sigue pretendiendo que estás jugando dicho hoyo hasta que consigas tu objetivo, como por ejemplo, alcanzar el green imaginario con un determinado número de golpes tres veces seguidas. La próxima vez que estés en el campo, te sentirás más preparado para jugar bien dicho hoyo, porque serás capaz de recordar tu resultado positivo previo en el campo de prácticas. Así, en el entrenamiento, puedes llegar a pensar en todos los hoyos del campo que vayas a jugar y para el que te estés preparando. Emplea tu imaginación para sacar el máximo provecho de tu paso por el driving range, donde puedes jugar cada hoyo del campo.

Sigue tu rutina previa para algunos golpes. Visualiza el área de aterrizaje del golpe desde el tee y pega el drive con el que querrías jugar ese hoyo, y luego el golpe de approach al green. Eso te ayudará a realizar en el campo ese golpe como quieres. De hecho, simular jugar en el campo en el driving range antes de cada ronda del torneo es una de las estrategias que emplean algunos profesionales como preparación para el juego real. Así, cuando salen a jugar para la ronda, es como si ya hubieran jugado cada uno de esos golpes. Las habilidades mentales son como las habilidades físicas, serás capaz de dominarlas solo si las prácticas.

Fotos: ©LET

PSICO GOLF – Entrenamiento mental en el campo de prácticas

Más píldoras de PSICO GOLF.

Por REDACCIÓN