Psico-Golf

PSICO GOLF – Entrenamiento mental en el campo de prácticas

20 Mayo 2018 – Muchos aficionados reciben clases de golf para mejorar su técnica de swing, y luego utilizan el campo de prácticas para acabar de pulirlo y mejorar su juego. Pero muy pocos golfistas realizan sus entrenamientos con efectividad. Reconozcamos dos limitaciones principales en los hábitos de práctica en la mayoría de los jugadores.

En primer lugar, si contemplamos lo que sucede en cualquier driving range que visitemos, en todos observaremos prácticamente lo mismo: golfistas entrenándose a pegar explosivos drives sin parar, uno tras otro, hasta la extenuación. Y en segundo lugar, en esos mismos campos de prácticas también veremos a muy pocos jugadores usando con efectividad parte de su tiempo de prácticas en el driving range, a prepararse mentalmente para los golpes en el campo. Analicemos ambas cuestiones más a fondo.

Recuerda que el principal propósito de entrenar es establecer un swing digno y fructífero, que produzca los resultados deseados, y que estos puedan trasladarse al campo de golf. Practicar te ayuda a captar las sensaciones que produce un buen golpe. Lo sentimos, pero, desafortunadamente, pegar una rápida sucesión de drives en el campo de prácticas no te llevará a alcanzar dicho objetivo. El estar continuamente practicando hasta el agotamiento más bien provocará en ti un cambio en tu swing. Y un swing cansado no es lo mismo que un swing fresco. Cuando estás cansado tiendes a forzar tu swing, y tu ritmo es diferente.

Si aporreas bolas hasta quedar hecho polvo, estarás propiciando el adquirir malos hábitos, que luego pagarás en el campo. Una estrategia para aliviar la probabilidad de que esto pase es dejar tu cesta de bolas varios metros detrás tuyo. Caminar hacia atrás para coger cada nueva bola, entre golpe y golpe, te servirá para darte a ti mismo un respiro y pensar sobre lo que has hecho correctamente en el golpe anterior, te puedes incluso felicitar a ti mismo por ello, y te servirá para concentrarte en aplicar la técnica correcta en el siguiente golpe.

Practicar mientras te sientes fresco y enérgico es una
condición necesaria para establecer la memoria muscular

Practicar mientras te sientes fresco y enérgico es una condición necesaria para establecer la memoria muscular que te permita jugar bien en el campo. Pero eso en sí mismo no es bastante. Los golfistas inteligentes también dedican parte de su tiempo de prácticas en el driving range a mejorar sus habilidades mentales en el campo.

El objetivo es llegar a jugar en el campo como lo hacemos en el de prácticas. Muchos golfistas pegan grandes golpes en el driving range y se sienten totalmente distintos a cuando juegan en el campo. ¿Por qué se supone que pasa esto? La respuesta, una vez más, parte de ese mal endémico que es la tensión. El campo de prácticas es como una calle súper abierta, ya que carece de obstáculos, donde con una cesta puedes hacer volar una y otra vez las bolas sin sentir ninguna presión. Sin embargo, en el campo de golf, encarando calles estrechas, trampas de arena, riachuelos y largos… y anotando los resultados, se acumula la presión. Y cuanto más difícil se pone, peor es la situación.

Si tiendes a dejar tus mejores golpes en el driving range, tendrás que estar atento a las sugerencias de ayudar que vamos a proponer en los siguientes artículos. Pero aquí te adelantamos una de ellas, la estrategia de llevar el driving range al campo de golf. Es decir, mentalízate para jugar como cuando practicas. Sí, por ejemplo, encaras una calle estrecha, intenta visualizar el driving range. Recuerda lo relajado que te encuentras allí, y lo que disfrutas al propinar un buen drive después de otro. Piensa en los puntos de referencia a los que acostumbras a apuntar en el campo de prácticas, un árbol en concreto, una estaca amarilla, una bandera lejana… Y traslada esa marca, imagina que la tienes en medio de la calle. Si puedes hacer aparecer una imagen de ti mismo en el campo de prácticas, tienes posibilidades de sentirte más relajado en el campo. Y puedes aplicar esa estrategia para una variedad de golpes diferentes.

En el siguiente artículo hablaremos de cómo dedicar una parte de tu tiempo en el driving range a practicar situaciones iguales a las que te encuentras en el campo, y otra parte de tu entrenamiento en el putting green, para preparar el pat en el campo.

Fotos: ©MyGolfWay

Más píldoras de PSICO GOLF.

Por REDACCIÓN