Academias de Golf

Academias de Golf – Barcelona Golf Academy, un vivero del golf catalán con proyección europea

23 Noviembre 2021 – El golf se recupera a medida que la crisis de la pandemia remite gracias a la vacunación. Y conforme se va retirando el tsunami de Covid-19, quedan al descubierto los efectos positivos que ha dejado en nuestro deporte, siendo uno de ellos los cimientos de la Barcelona Golf Academy (BGA). En muy poco tiempo, la escuela del Club de Golf Barcelona se ha convertido en uno de los referentes a nivel europeo.

Por muy lejos que haya que viajar, cada fin de semana las furgonetas de la academia se llenan de juniors, entusiasmados por competir en los torneos programados. La nueva temporada ha comenzado el Septiembre pasado y la escuela ya suma casi un centenar de ilusionados jugadores, entre benjamines, alevines, infantiles, cadetes, Boys & Girls, y juniors de élite, que viven con pasión su metamorfosis como promesas del golf. Sin olvidar que la academia también ofrece las clases para adultos, sólo ladies, seniors y en familia, o cursos para obtención de hándicap además de clinics para empresas.

Mientras la mayoría de centros de enseñanza de golf en Cataluña y España tienen un perfil de escuelas de club, de carácter social y enfocadas en la integración de los hijos y las familias en los clubs, aquí nos encontramos una academia distinta, más profesional, preparada con todos los recursos para formar jugadores que puedan competir al máximo nivel, incluso ser jugadores del Tour en un futuro cercano, y ese es un factor que marca la diferencia de la Barcelona Golf Academy.

A ello contribuye una imagen corporativa muy potente, con nuevo logo, nueva equipación, nuevo transporte, nueva comunicación… que identifica rápidamente a la academia cada vez que sale de expedición a competir en los torneos puntuables (sean federativos o para el World Amateur Golf Ranking, los WAGR), afianzando la conciencia de equipo de los integrantes de la BGA.

UN PROYECTO AMBICIOSO EN EL CLUB MÁS ADECUADO

“Aterrizamos en el Club de Golf Barcelona porque nuestro proyecto era muy ambicioso. Después de estudiar varias ofertas, consideramos que este era el mejor club donde echar raíces”, explica Carlos Vivas, Head Coach de la BGA. “El campo cumple con todos los requisitos para que los juniors se desarrollen de la mejor manera posible. No es un recorrido fácil, tiene fama de exigente, ya que por su complejidad casi nunca pegas la bola en plano, lo cual te aporta una riqueza técnica difícil de adquirir en otros campos”.

“Y esto coincidía con el cambio de rumbo de la nueva junta directiva del club, hace un par de años, con muchas ganas de poner el resort en el lugar donde se merece. Desde entonces, somos cómplices en la creación de una academia de golf de vanguardia, que refuerce el prestigio del club y se convierta en líder a nivel europeo”.

Con un intenso trabajo desde el club de Sant Esteve Sesrovires, destaca que en casi cada torneo al que acude una de sus expediciones la BGA figure como el centro que presenta el mayor número de participantes, convertido en el principal vivero del golf en Cataluña. Y así han ido llegando las primeras copas, desde las categorías inferiores hasta la élite, recordando el campeonato de Cataluña absoluto logrado por Alisa Khokhlova, una de sus alumnas más aventajadas, en 2020, actual jugadora de la Universidad de Delaware, en los EE.UU.

“Sí, la verdad es que nos sentimos muy orgullosos de que en tan poco tiempo tengamos un grupo tan contento de competir, y de que casi sin darnos cuenta seamos el club que inscribe más jugadores a las competiciones de ámbito territorial, también nacional e incluso internacional, que se organizan en España”,continúa Carlos Vivas.

¿Cuáles son los secretos de este caso de éxito? Filosofía, programas, instalaciones, acuerdos, equipo humano, tecnologías… Una mezcla de factores que se resume en una frase: ‘pasión por el golf’. Una pasión que emana del Club de Golf Barcelona, que en los últimos años ha iniciado un gran proceso de transformación. Con una inversión inicial alrededor del millón de euros, su prioridad ha sido tener un campo impecable, renovación que ha venido acompañada de la modernización de la casa club, la mejora de las instalaciones de prácticas o la actualización de los servicios.

“Cuando llegué aquí a principios de 2019, la dirección del club estaba iniciando el cambio con un nuevo espíritu y cargado de energía. Desde entonces hemos vivido una evolución increíble que empezaba por el campo, con un giro de 180º hasta dejarlo espectacular. Se han rehecho todos los bunkers, se sembraron las calles con otro tipo de hierba, ahora con greens rapidísimos, etc.”, recuerda Carlos Vivas.

También renovaron los exteriores de la casa club, se ha reasfaltado el parking, se ha arreglado la piscina, se construyó una pista de pádel, y luego están todas las operaciones que dan tanto brillo a la Barcelona Golf Academy.

“Cada día íbamos viendo cómo se construían los cimientos de nuestra academia. En el campo de prácticas se levantó nuestro estudio High Performance Lab, THE BOX, donde tenemos las cámaras de alta velocidad, análisis de swing con 3D Golf BioDynamics, los radares Trackman y FlightScope, y el resto de tecnologías para nuestros programas de alto rendimiento”, continúa Carlos Vivas.

Además, se instaló un nuevo tee line que usan especialmente los grupos de entrenamiento, junto a unos tees adelantados de hierba natural siempre en perfecto estado. Se mejoró la zona de juego corto y se ha creado un putting green de 800m2

Pero eso no es todo, ya que en la entrada del club ya funcionan las oficinas de la Barcelona Golf Academy; se ha dado forma a un gimnasio de 200m2 en la planta baja de la casa club, con cancha de golf y putting green indoor, junto a una pista para actividades dirigidas; sin olvidar una mejor oferta gastronómica del nuevo Restaurante OAK; y nuevos planes de ampliación o el proyecto BGA Expericiences.

UNA ACADEMIA FIEL A LOS VALORES POSITIVOS DEL GOLF

Y a pesar de un crecimiento tan rápido, la misión de la BGA sigue siendo fiel a sus principios, inculcando valores positivos a la gente joven a través del golf, para que sean personas buenas de futuro. “Bueno, el golf es un deporte como la vida misma, en el que pasas por etapas buenas… y no tan buenas. Cuando las cosas no te salen como a ti te gustaría, tienes que levantarte y seguir trabajando, para salir adelante”, comenta el Head Coach sobre su filosofía de enseñanza.

“En este sentido me gusta describirnos como una academia ‘artesana’. Hay otras en el mundo que tienen muchísimos juniors, en las que al final el chaval puede que no sea más que un número. En cambio, aquí les damos un trato muy personal. Tenemos menos porque sabemos que el ratio profesor/alumno no puede ser muy alto si queremos ofrecer una formación de calidad, y así es como funcionamos aquí”.

“Luego van a los torneos por voluntad propia, porque les gusta la competición, y porque quieren mejorar su ranking, sea catalán, nacional o mundial, lo cual está muy bien. Sin embargo, siempre les intentamos mentalizarles de que lo realmente importante es el proceso, antes que el resultado; de que cuanto mejor sean académica y golfísticamente, más opciones tendrán de alcanzar sus sueños”.

“Porque esto del golf es una carrera muy larga, en la que hay que entrenar y trabajar duro, pero siempre disfrutando con lo que haces. Es lógico querer ganar campeonatos y tener buenos resultados, pero si tu felicidad va a depender del resultado, estas en un deporte equivocado. Aquí les enseñamos que hoy puedes jugar muy bien, y mañana puedes jugar muy mal, pero que hay que levantarse, tener paciencia y perseverar, ser constante, y es así como el golf te prepara para la vida”, afirma Carlos Vivas.

UN AMPLIO EQUIPO MULTIDISCIPLINAR

El objetivo de la BGA no es tener gran cantidad de alumnos, en parte porque los miembros del equipo académico actúan casi como tutores, cuidándoles en todos los aspectos. No sólo en el deportivo, también se preocupan de sus inquietudes, sus estudios… porque desean que todo les vaya bien, y en este sentido siempre tienen disponible una Mental Coach como apoyo clave a su salud mental dentro de la academia.

El grupo de alumnos de la Barcelona Golf Academy se acerca al centenar, asistido por un amplio equipo multidisciplinar que abarca todos los ámbitos de formación, y que todos los júniors tienen a su alcance. Está compuesto por Carlos Vivas (CEO y Head Coach), Dr. Robert Neal (Coach 3D Golf BioDynamics), David Guarch (Instructor de golf), Pablo Monetti (Instructor de Golf), Alejandro Sánchez (Instructor de Golf), Antonio Corgos (Fitness Head Coach), Job Sugrañes (Golf Strategy), Sergi Saura (Preparador Físico), Ainoha Hernández (Preparadora Física), Sophie Rousseau (Mental Coach), Xavier Linde (Fisioterapeuta), Núria Fernández (Coach Nutricionista), Alberto Pardo (Gerencia), y Almudena Ucillos (Administración y Assistant Coach).

Los futuros golfistas pueden empezar en la academia con tan sólo 5 años, y al margen de la edad, los padres y sus hijos pueden elegir entre una serie de programas muy bien estructurados para cumplir unos objetivos marcados. Estos van desde lo más sencillo hasta el plan estrella, el Elite International, al que se puede acceder desde los 12 a los 18 años. Un programa que dispone de los elementos más avanzados para la instrucción de golf, a nivel Tour, que ayudan a desarrollar el máximo potencial de cada jugador. Y dándole continuidad, se ha añadido recientemente el Programa Universitario, y este año se añade BGA Experiences como nuevo partner que ayudará al crecimiento de la academia.

“Para empezar, intentamos que sientan pasión por el golf, ya que este es un deporte difícil, que te empuja hacia abajo. Por ello, en las primeras etapas es fundamental que se lo pasen bien. Poco a poco, la cuestión se va poniendo algo más seria, y cuando ya están enganchados, a veces son ellos mismos quienes dan el salto. No hace falta forzarles, porque cuando juegan bien les gusta mucho más, y a menudo son ellos mismos quienes te piden más”, asegura el alma mater de la BGA.

EL PROGRAMA CON AGORA INTERNATIONAL SCHOOL, LA ESTRELLA

Que estamos ante una academia de golf fuera de lo normal nos lo demuestra su actual convenio con Agora International School Barcelona. Un prestigioso centro educativo, situado a tan solo 200 metros del Club de Golf Barcelona, que ha encargado a la BGA la dirección de su programa deportivo internacional específico de golf, asignado por el grupo de colegios Agora International. De aquí procede una veintena de jugadores de la academia, cinco de los cuales están dentro el programa Elite.

“Agora debe ser de los pocos colegios en el mundo que tenga un programa de estudios totalmente integrado con el golf”, continúa el Head Coach de la BGA. “No somos una escuela típica que recoge los niños cuando salen del colegio y los llevan a entrenar, ya que Agora ofrece un programa especialmente diseñado para golfistas. Y eso es importante, porque estamos coordinados, el profesor conoce el calendario de torneos del alumno y, por ejemplo, no le va a poner un examen en día de competición”.

Los programas de la Barcelona Golf Academy son variados, a escoger en función de los objetivos e intereses particulares. Pueden ser de una, dos, tres o cuatro tardes, y/o los sábados: un día de diversión asegurada, ya que los chicos y chicas se pasan el día en el club, e incluso pueden elegir las actividades ellos mismos (gimnasio, campo prácticas, y después de comer tienen juegos en el campo, partidillos, drive, etc.).

Mientras, los mayores del programa Elite entrenan en modo de auténtico alto rendimiento, con 5 horas al día de martes a sábado, dando prioridad al aspecto físico en invierno, o entrenando muchísimo golf en verano, más metidos en plena temporada, sin olvidar el ejercicio para no perder el tono y estar finos en los campeonatos.

COMPETICIÓN Y DIVERSIÓN, A TODOS LOS NIVELES

Otro de los alicientes impulsados por la academia es el JUNIOR GOLF Tour de la BGA. “De nuevo aquí tenemos que agradecer al Club de Golf Barcelona lo bien que se portan con nosotros. No podemos tener mejor partner que este club, ya que nos permiten organizar el JUNIOR GOLF Tour, un circuito propio, abierto a juniors de fuera del club, que jugamos cada domingo y nos facilita mantener el ritmo de competición cuando nuestros jugadores no tienen torneos oficiales”.

Si bien es cierto que a estas edades se respira un ambiente muy competitivo, ya que les motiva ser los mejores en todo, a la vez forjan amistades y comparten un espíritu de equipo como si estuvieran en un equipo de fútbol.

“Ponemos a los torneos el mismo nombre del evento de la semana en el European Tour, y cuando se juega un Major puntúan doble. Así les estimulamos a competir y a fijarse en los circuitos”, apunta Carlos Vivas.

“Y en realidad, lo que ganan son unos bonos canjeables para comprarse productos del pro-shop, ropa y palos de la academia, o bien pueden cambiarlos por clases extras… lo que ellos quieran. Al final de la temporada celebramos una final, con regalos para los ganadores del ranking anual”.

Tienen alumnos de Cataluña, pero también de Rusia, Suiza, India, Indonesia, Brasil… y por supuesto del resto de España. El hecho de que juniors de todo el mundo se hayan sentido atraídos por la BGA, y vengan desde tan lejos para formarse como golfistas, está siendo un gran reclamo.

Los padres se fijan cada vez más en los detalles, y se convencen por el nivel de las instalaciones del club, los programas de instrucción, las avanzadas tecnologías, el equipo multidisciplinar y las propuestas de estudios. Además, confían en Carlos Vivas, a quien reconocen como un Head Coach siempre en fase de formación, al día de las metodologías y recursos más avanzados en la instrucción de golf, ya sea para amateurs como para profesionales del Tour.

“El mundo cambia muy rápido y tienes que estar continuamente al día de lo que los expertos y científicos señalan como la mejor forma de entrenar y competir. Nosotros somos como médicos del golf. Nos pasamos el tiempo diagnosticando el swing de los demás, buscando cómo pueden ser mejores golfistas, y ponemos remedio a sus males. Nos sentimos orgullosos de que haya padres que, con todas las academias que hay en el mundo, nos traigan sus hijos aquí. Señal de que lo estamos haciendo bien”.

UNA ACADEMIA CON PROYECCIÓN HACIA EL TOUR

El Club de Golf Barcelona ha encontrado en la BGA el centro profesional que estaba buscando, ya que además de preocuparse de los jugadores del club, también brinda la oportunidad de llegar más lejos. Quienes buscan llegar a competir profesionalmente tienen, desde aquí, muchas más posibilidades que en otros lugares.

“Llevamos poco tiempo, pero existen pocas academias en Europa que puedan presumir de lo que ofrecemos aquí. Puedes venir a vivir a Barcelona, tener una formación escolar de categoría internacional, unas instalaciones preparadas para un entrenamiento de más de 100 horas al mes de primera calidad, puedes competir casi cada fin de semana… ¡A ver si encuentras algo parecido en Europa!”, argumenta Carlos Vivas.

Y es que otra de las misiones de la BGA es acompañar el camino de los golfistas júnior que aspiran a desarrollar su carrera profesional en alguna Universidad americana. “Nos encanta que vayan a los EE.UU., y creemos que es una experiencia que deben vivir. Lógicamente, les aconsejamos y les ayudamos en el proceso. Desde que empezamos ya hemos llevado a seis jugadores a las universidades americanas. Pero siempre y cuando encontremos lo adecuado para cada uno de ellos. Porque sí, está de moda, pero no todo vale. Luego muchos renuncian porque no les gusta, no se integran, o puede que pierdan su golf por cambios de entrenamiento, cosa que no es lo que queremos”.

Es por ello la BGA acaba de estrenar su Programa Universitario, destinado a jugadores a partir de los 18 años que se quedan aquí, y que les permite cursar su carrera en Barcelona y seguir entrenando en la academia. De hecho, ya son tres los alumnos que se han acogido a dicho programa, como alternativa a irse a los EE.UU. si no encuentran los estudios deseados. “Es una pena trabajar durante tanto tiempo, y luego perder tu golf por no haber elegido de manera adecuada”, advierte.

La Barcelona Golf Academy demuestra estar preparada para competir con cualquier academia del mundo. Pero ni el Club de Golf Barcelona ni la BGA se conforman… ¡quedan muchas cosas por hacer! El caudal de golf que fluye desde aquí en busca de la excelencia del swing no se agota. “Somos muy competitivos y aspiramos a ser cada día mejores. Eso de quedarse sentado, como si todo estuviera hecho, no entra en mi forma de ser”, concluye Carlos Vivas, mientras se levanta atendiendo al reloj para cumplir con la siguiente clase de golf.

Por Miguel Angel Buil