Putters

TaylorMade Golf – Descubrimos lo que hay detrás de la creación del nuevo putter Spider FCG

13 Diciembre 2020 – En TaylorMade Golf cuentan con un grupo de ingenieros de ideas bastante adelantada a nuestro tiempo en innovación. Y con el Spider FCG, han llevado el putter al siguiente nivel.

“Adelantado” de “Forward”, es a lo que se refiere literalmente la “F” de FCG. Este nuevo concepto de putter está destinado a combinar la tolerancia de un Spider, el look de un mallet y el rendimiento de una blade. ¿Cuál es la clave de fusionar estos tres elementos de diseño? Claro, es el centro de gravedad adelantado, “Forward Center of Gravity”, reconocible con las siglas FCG.

Antes de profundizar en las hazañas tecnológicas y de ingeniería que lo hacen posible, retrocedamos un paso para revisar el origen de la idea. TaylorMade aprovecha su acceso directo a el mejor campo de test que existe en golf, con los probadores de sus productos en el PGA Tour. Allí encontraron un buen número de golfistas fans de los blades de por vida, pero eso no les ha impedido sentirse intrigados por los diseños mallet de alto momento de inercia (MOI) como Spider X. A medida que ese perfil de jugadores probaban sus mallets, los comentarios seguían repitiéndose una y otra vez: “¿Podéis mover el centro de gravedad más cerca de la cara?”

PARECIDO A UN MALLET, CON LA SENSACIÓN
DE UN BLADE, Y LA PERMISIVIDAD DE UN SPIDER

Este recurrente planteamiento desató una serie de ideas. Los diseños de mallet tradicionales tienen la mayor parte del peso en la parte posterior de la cabeza del putter, para ayudar a perdonar y estabilizar el golpe. En términos generales, este estilo de putter se presta a una menor rotación de la cara. Pero para el golfista al que le gusta sentir la punta del putter abrirse y cerrarse, el peso debe estar más adelantado y centrado, como en una blade.

La posición de la mano era otro factor a considerar. Muchos golfistas que prefieren un blade ejercen una presión moderada o fuerte hacia adelante, lo que significa que sus manos están por delante a la cabeza del putter en la colocación y la varilla se inclina hacia el objetivo. Con putters con un centro de gravedad retrasado, el uso de un estilo de putting con fuerte presión hacia adelante a menudo produce el fallo hacia la derecha. Mientras que con los blades o los diseños con el centro de gravedad adelantado, la cara del putter tiende a permanecer cuadrada a través del impacto.

“La cabeza del putter quiere girar alrededor del centro de gravedad de forma innata. Por lo tanto, cuando se trata de un centro de gravedad retrasado con un estilo de putting de presión moderada hacia delante, la cara tiende a abrirse hacia la derecha como reacción al centro de gravedad. Eso no se ve eso con los modelos de centro de gravedad adelantado. Ese es otro factor que hace que el Spider FCG sea tan atractivo para los jugadores de blades. Con él aún pueden presionar hacia adelante con el rendimiento esperado”, dice Bill Price, responsable de creación de putters y wedges de la compañía.

El Spider FCG tiene el 70% del peso total de la cabeza en el tercio delantero del putter. Esa sección mide 31mm, que es un poco más grande que la del blade tradicional (de 30 mm). Para lograr la ubicación del centro de gravedad se insertan 101g de tungsteno en la parte frontal. Y se equilibra con unos 50g en la punta y otros 50g en el talón. Esa distribución perimetral del peso es lo que le proporciona la tolerancia de la familia Spider.

Luego, añaden un puerto de peso ajustable en la suela del palo directamente detrás de la cara, lo cual les permite ajustar el swingweight en función de la longitud del putter, poniendo peso adicional hacia adelante.

El componente final de toda esa masa de peso frontal es una inserción Pure Roll de 25g de peso. Es el inserto más pesado que se ha usado en la historia de los putters TaylorMade. El inserto de cobre tiene otro propósito más allá de las propiedades del centro de gravedad adelantado. La mayoría de los usuarios de blades prefieren la sensación de la cara de putter fresada, en lugar de una inserción. Mediante el uso de un cobre firme, han podido mejorar aún más el rendimiento y la sensación del blade de este putter tan especial. Al igual que sus otros diseños Pure Roll, este cuenta con estrías inclinadas 45º, diseñadas para aumentar el efecto de topspìn y mejorar la rodadura hacia adelante en diferentes superficies.

Y la última pieza del rompecabezas para que se asemeje a un mallet… El diseño contrastado en blanco y negro de la corona del putter proporciona una ayuda intuitiva en la alineación. Lo han llamado Truth Path T-Sightline, el cual te permite apuntar con el borde frontal y/o la línea vertical. Por debajo del T-Sightline está prácticamente hueco y es extremadamente ligero.

“Para desarrollar el Spider FCG buscamos información de muchos de los mejores jugadores del Tour. Recopilamos esa información para construir una forma de mallet limpia y tradicional, que funcionase de una manera no tradicional. El resultado es un mallet de alto MOI, diseñado inteligentemente, construido para golfistas que tienen un golpe de putting arqueado. La colocación avanzada del centro de gravedad permite que la punta se libere libremente como un blade, mientras que la forma de mallet y el peso permitral ayudan a mantener la permisividad característica de la familia Spider”, explica Bill Price.

Aunque los mallets actualmente representan más del 60% del mercado de putters (según los ratios de uso del PGA Tour), todavía hay una gran cantidad de golfistas viviendo a base de blade en los greens que muestran su interés en los beneficios de alineación y perdón de los mallets. Ese es precisamente el motivo por el que TaylorMade ha construido este putter.

Si tu estás en esta misma situación, da un paso adelante y pruébalo. Además, puedes elegir el hosel que mejor se adapte a tu tipo de putting.

El Spider FCG está disponible en tres tipos diferentes de hosel, cada uno diseñado para un estilo diferente de golpe. El hosel Short Slant ofrece 46º de caída de punta, para adaptarse a los golfistas con una cantidad significativa de rotación de la cara en el impacto. El hosel L-Neck tiene 25º de caída de punta, para los golfistas con rotación de cara moderada. Y el hosel Single Bend cuenta con la cara más equilibrada de los tres, y se corresponde mejor con los golfistas con una rotación mínima putting.

  • PVP aprox.: 349€.
Por REDACCIÓN