Drivers

Mizuno Golf – Los drivers ST200 avanzan, con el primero puesto en juego por Erika Hara en el JLPGA

29 Noviembre 2019 – La difusión en el Tour de la línea de drivers 2020 de Mizuno continúa cogiendo impulso y el pasado fin de semana la golfista Erika Hara fue la primera profesional en poner un driver Mizuno ST200 a su bolsa de palos. Después de una semana probándolo el ST200X, Hara cambió su anterior Mizuno Pro MODEL-E en el torneo Daio Paper Elleair Ladies, en Matsuyama (Japón). Una apuesta clara de Hara por seguir siendo una de las jugadoras más brillantes y prometedoras de la marca japonesa, que ya ganó su primer evento JLPGA en 2019 el Junio pasado.

El ST200X es un nuevo añadido a la línea de drivers de Mizuno, todavía por descubrir ante el mercado, con un peso general más ligero y un peso interno para pegar con tendencia al draw. Esta destinado a velocidades de swing medias y lentas, pero a varios jugadores del Tour ya les ha gustado el aspecto de la cabeza en la colocación.

Los drivers Mizuno ST200 fueron vistos por primera vez al ser puestos a prueba en el ZOZO Championship del PGA Tour en Japón, contando que el primero entró en competición en el RSM Classic, en Sea Island GC, en manos de un jugador son contrato.

Los nuevos ST200 son la continuación del importante salto de la marca en cuanto a maderas en 2019, con la inmediata victoria de Keith Mitchell nada más poner en juego el driver ST190 en el Honda Classic. El ST200 seguirá con la tendencia de uso en el Tour, añadiendo la esencia de Mizuno a los profesionales de la marca en los circuitos internacionales, empezando por el Japan y el Asian Tour.

Poco a poco vamos conociendo más detalles de los tres nuevos driver ST200 que están por llegar, como que cuentan con una nueva cara Beta Ti, de un titanio que es más resistente que las anteriores de 6-4 Ti, ya que en las pruebas se ha demostrado que producen mayores velocidades de bola en toda la cara del palo.

Seguiremos informando…

Más información en golf.mizunoeurope.com y www.carsersports.com.

Por Miguel Angel Buil