Area Pro

eCommerce – 5 retos y oportunidades para la venta online en 2021

12 Enero 2020 – El eCommerce sigue creciendo en España a pasos de gigante. Porque si el 2020 ha sido un año muy complicado para todo el mundo a nivel económico, está claro que este marcará un antes y un después en el retail para su versión digital, el conocido como eCommerce o venta online. En los últimos dos años las ventas a través de Internet se han disparado, y actualmente el 70% de la población española compra online.

Según el VII Estudio Anual de eCommerce en España en 2020, el volumen de clientes potenciales ha sido de unos 22,5 millones de usuarios, que han cambiado sus hábitos de compra y consumo online. Todo apunta a que estas tendencias, tan en auge desde los primeros meses de pandemia, se generalizarán y consolidarán en 2021.

Para implementarlas en el comercio, especialmente las que más interesen en el negocio deportivo y el de golf si sus operadores quieren ponerse por delante de la competencia, unos expertos en tecnologías de pago online como PaynoPain ha realizado una selección de aquellos retos y oportunidades a las que el eCommerce tendrá que enfrentarse en 2021.

1. Se diluye la frontera entre las ventas físicas y online:
Durante la pandemia los negocios locales han tenido que reinventarse a marchas forzadas para no verse abocados al cierre, y tener presencia online ha sido uno de los cambios más necesarios. Lo cierto es que combinar el mundo online con el físico tiene enormes ventajas para las empresas, ya que permite crear múltiples combinaciones de venta según cada necesidad.

2. El social selling ha venido para quedarse, ¡pero…!:
Lo cierto es que las ventas a través de las redes sociales han sido una solución parche para aquellos negocios que no han podido crear una plataforma propia de eCommerce. Lo ideal, sin duda, es utilizar el social selling como un refuerzo a las ventas web. La mayor barrera que tiene este método es la falta de confianza por parte del usuario. Romper esa barrera mediante una estrategia en social media que se base en la transparencia y la comunicación será un reto para las empresas.

3. Es el momento de dar el salto internacional
Una tendencia imparable es la globalización. Especialmente por parte de aquellas empresas que han creado productos o servicios originales y únicos y desean exportarlos a otros países. Por suerte, la tecnología lo pone cada vez más fácil, sobre todo dentro de la misma Unión Europea.

4. Los compradores eligen sostenibilidad
Otra tendencia que no se puede negar es la preferencia progresiva por parte de los consumidores por los productos sostenibles y de proximidad. Vender productos con materiales reciclados, asegurar un trato justo en todo el proceso de fabricación o llevar a cabo acciones de responsabilidad corporativa son detalles que el cliente cada día valora más. Es muy recomendable empezar un plan de compensación de la huella de carbono para que el cliente internacional tenga la tranquilidad de estar comprando de manera responsable y sostenible.

5. Los pagos seguros se convierten en la única opción:
Con la entrada en vigor de la famosa directiva europea de pagos PSD2 a inicios de este año, saltarse la identificación en dos fases del cliente ya no será una posibilidad (excepto si son pagos de poco importe). Por eso es importante apostar por una tecnología de pagos que permita los pagos tantos físicos como online, tanto en web como en redes sociales y facilite la internacionalización.

Por REDACCIÓN