Campos

Typhoon Golf – Presentado un divisor de buggy de golf para mantener la distancia social entre los ocupantes

19 Junio 2020 – La industria del golf se enfrenta a numerosos desafíos mientras trata de navegar a través de la retahíla de bien intencionadas «Regulaciones de distancia social», mientras los clubs luchan para que el negocio vuelva financieramente a la normalidad.

Los campos de golf no pueden sobrevivir con el 50% de los ingresos anteriores. Pero las autoridades sanitarias no entienden que las pautas de reapertura impiden que los campos alcancen su capacidad total de ingresos, haciendo imposible trabajar de manera rentable. Limitar el uso del buggy de golf a un solo cliente por vehículo es probablemente el factor más delicado en la reducción de los ingresos del club. Los campos no tienen flotas lo suficientemente grandes como para llenar su capacidad de salidas con un solo jugador por coche. Y una industria del golf saludable necesita campos a pleno rendimiento según su capacidad de jugadores.

Pero en los EE.UU. han respondido a la política de un solo ocupante, afirmando que no es la única solución para la distancia social. El golf bien puede ser uno de los deportes más óptimos en cuanto a distancia social. Y en cuanto al buggy, aseguran que los golfistas no tendrían problemas para mantener una distancia segura entre sí.

Así el golf ha tomado la iniciativa del sector detallista, las tiendas que coloca una barrera física entre los clientes y los cajeros, por ejemplo, que ha demostrado su efectividad para reducir los riesgos de propagación del Covid-19 en forma de gotitas de virus.

No hay ninguna razón por la que no se pueda usar una solución similar para proteger a los dos pasajeros en un buggy de la exposición entre sí. Es por ello que han inventado un divisor de asiento de vinilo transparente, fácil de instalar en los coches de golf.

De esta manera los clubs pueden subir los ingresos de alquiler de buggys, con los divisores de distancia social comercializados por Typhoon Golf.

Un producto que satisface las necesidades de distanciamiento social, de protección y salud entre los golfistas, al mismo tiempo que salva las necesidades comerciales del negocio de los campos de golf. Subir el número de golfistas en el campo es una forma segura de aumentar los ingresos.

Fabricado con un resistente vinilo de grado marino, el llamado ‘Social Distancer’ está diseñado con características personalizables para que se adapte a casi cualquier tipo de buggy. Se instala en solo un minuto y no daña el carrito de manera alguna.

En EE.UU. varios estados ya han emitido nuevas pautas anti Covid-19 que permiten viajar a dos pasajeros si se instalan barreras físicas. Y por ejemplo la PGA de Canadá señala: «Se permiten dos personas en un coche de golf si comparten el hogar, y si hay un divisor de plexiglás (o equivalente) entre el conductor y el pasajero».

Ahora se podrá volver a dar a los golfistas la oportunidad de restablecer el beneficio social de montar de nuevo con un amigo, a la vez que ayudan a los campos a recuperar el índice de ingresos que tenían anteriormente.

Por Miguel Angel Buil