Putters

Test: Putters Mizuno Golf M-CRAFT

26 Mayo 2020 – Gran novedad de este año ha sido el regreso de Mizuno Golf al mercado de los putters. Ampliamente reconocida como una de las mejores marcas de hierros, con los nuevos M-CRAFT presenta unos putters de la misma calidad premium, en diseño y manufactura, que sus refinados hierros forjados, del mismo modo que ha hecho con sus nuevos drivers, maderas, híbridos y wedges. No podíamos esperar otra cosa de Mizuno, y nada más verlos, su extraordinario look nos ha impresionado. Por eso en MyGolfWay.com hemos querido comprobar si funcionan igual de bien en acción que lucen en reposo.

Según decía el fabricante en el momento de su lanzamiento, el pasado Febrero, la primera edición de la nueva serie de putters M-CRAFT sigue la senda de tradición de la marca japonesa. Los tres modelos iniciales son de aspecto clásico y están forjados en el mismo acero carbonado 1025 blando que los hierros, para ofrecer una precisión y sensación increíbles, con un fresado profundo mediante computerización CNC de alta precisión, que crea un tacto muy blando y una rodadura en estado puro.

El M-CRAFT I tiene la parte trasera cuadrada, con el cuello slant neck medio y máxima caída de punta, adecuándose a golpes de arco extremo. El M-CRAFT II es un putter con el típico peso distribuido hacia punta y talón, con el cuello plumber y la punta de caída media, para golpes de arco moderado. Y el M-CRAFT III es un medio mallet equilibrado, que ofrece estabilidad en los golpes de menor arco.

Vienen con elegantes fundas de alta calidad, en los colores staff propios de la marca, y un kit de pesos adicional. Con un peso de 355 gramos, cada cabeza fomenta un golpe estable, fluido y rítmico. El juego de pesos (dos de 3g y otros dos de 13g), permite intercambiarlos con los dos de 8g incorporados de serie en la suela, para ajustarse a la variedad de condiciones de putting.

Por último, cada estilo de cabeza está disponible en tres atractivos acabados: el clásico satinado blanquecino, un bonito azul ION intenso y un sobrio negro ION intenso. Están montados con la varilla Nippon Original y el grip Lamkin Deep Etched Full Blue de cordoncillo.

Aprovechamos para hacer el test el pasado mes de Marzo, durante el fitting organizado por Carser Sports, distribuidor de Mizuno Golf, en el RCG El Prat, donde también los probamos con Jordi Pla (en la foto), manager de la academia de Fontanals Golf y pro en Golf La Roca.

Y como conclusión de la prueba podemos afirmar, alto y claro, que Mizuno Golf ha regresado al mercado de putters por la puerta grande, y lo ha hecho para quedarse, posicionándose en la zona alta de los putters premium. No sólo por tener un aspecto fantástico, con siluetas perfectamente definidas, y si construcción artesanal, sino también porque su rendimiento es verdaderamente bueno.

Lo primero que nos ha encantado es cómo se encara el putter en la relación cara-bola-objetivo. El contraste del color azul del M-CRAFT 1 con la marca visual blanca de alineación trasera nos ha ayudado mucho a ello.

A partir de ahí, el relieve de la cara te garantiza un buen contacto y minimiza el despegue inicial de la bola. Gracias al pulido CNC, es evidente que estos putters ofrecen una sensación muy blanda en el impacto, y hace que la bola salga rodando suavemente desde la cara. 

El tacto es fantástico. Te da la sensación de que, incluso si pegas un poco descentrado, la bola sale despedida muy recta, manteniendo una línea bastante fiel a la deseada y una rodadura igual de auténtica.

El peso de ambos modelos nos ha ayudado a mantener el golpe consistente y fluido, sin sorpresas, funcionando genial tanto en los putts cortos como en los largos.

Nos gusta que te permitan jugar con los pesos de la cabeza, para ajustarlo a tu estilo de patear y al tipo de green. El hecho de que se puedan intercambiar los pesos y tunearlo, incrementa la personalización del palo, lo cual les va a encantar a muchos golfistas sensibles con la diferencia entre greens de un campo a otro.

Porque si te gusta un putter pero no te sientes del todo cómodo con el peso, lo más recomendable es descartarlo. Con los putters Mizuno esto ya no es un problema. Si lo notas demasiado ligero y necesitas un poco más de estabilidad en el golpe, le pones un poco más peso y ya está. Así de simple.

El grip Lamkin también lo hemos notado muy cómodo. Tiene un diseño de cordoncillo que transmite bien la sensación; y la coloración a juego con las cabezas les da el toque de carácter y distinción que buscan los golfistas comprometidos con su juego.

Diríamos que los tres M-CRAFT tienen un rendimiento muy bueno, muy similar entre sí, a elegir según las preferencias personales de cada jugador. Sin duda estos nuevos palos de Mizuno Golf van a atraer a muchos golfistas que busquen un cambio en su putting, con un modelo que se convierta en un cómplice para bajar su promedio de golpes en el green.

PUTTER MIZUNO M-CRAFT

DISEÑO
DISTANCIA
PRECISIÓN
TOLERANCIA
SENSACIÓN
OPCIONES
CALIDAD/PRECIO
DESTINADO A… Para todos los jugadores
PROMEDIO

(*) PVP aprox.: 299€

 Con unos acabados impresionantes, abanderados por el azul ION, los M-CRAFT entran por los ojos de cualquier golfista. Sus formas son exquisitas y a través del fresado de la cara sientes perfectamente el contacto con la bola. La funda de calidad y el kit de pesos son un extra importante para acabar de convencerse. Si te llega el presupuesto, merecen la pena, te encantarán.

 Ahora mismo Mizuno no es una marca reconocida por sus putters. Ha creado unos modelos excepcionales, equiparables a los de las marcas de mayor prestigio en el mercado de putters. La marca necesitará apuntarse alguna victoria con ellos en el Tour para empezar a competir cara a cara con los Odyssey, PING, Scotty Cameron, TaylorMade o Bettinardi Golf.

Por Miguel Angel Buil