Holiday Golf

Test: Putter Bettinardi Golf BB1

6 Junio 2013 – ¡Prohibido desaprovechar esta oportunidad! Al mismo tiempo que anunciábamos la nueva distribución de Bettinardi Golf en España y Portugal a través de la empresa Holiday Golf, nos enterábamos de que uno de sus equipos de DemoDay circulaba por Barcelona con las primera muestras de putters, recién aterrizadas en nuestro mercado.

Que ¿qué es Bettinardi?, pues es una reconocida marca de putters artesanales, de depurada manufactura y altísima calidad, súper apreciada entre los profesionales del Tour y que distinguirás por el relieve de la cara en forma de panal. Su impulsor, Robert Bettinardi, arrastra una larga tradición familiar en la ingeniería y el arte de pulir el metal. De hecho, sus obras maestras han servido para ganar dos Majors (sin contrato), el Open USA de 2003 (Jim Furik) y el PGA Championship de de 2004 (Vijay Singh), y ahora su nombre vuelve a cobrar fuerza por los torneos que va ganando Matt Kuchar en el PGA Tour 2013. En concreto lleva dos: el WGC Accenture Match Play y el Memorial Tournament. Además, durante las últimas temporadas Mizuno Golf le ha estado encargando la producción de los putters de su catálogo de productos.

Por fin ha caído una muestra en mis manos, con la que he podido comprobar si es cierta la legendaria reputación que rodea a esta marca de putters. Se trata del BB1, de la BB Series, con una cabeza diseñada y construida siguiendo el estilo clásico de modelos previos, que según reza el fabricante incorpora como novedad en 2013 un perfil ligeramente más bajo y una cara más estrecha, que ayuda a enmarcar la bola de golf con absoluta perfección en el address, cosa que permite al putter asentarse cómodamente por debajo de la bola.

Desde arriba, la huella del BB1 es más ancha de delante a atrás, lo que permite aumentar la estabilidad del putter. Gracias a la evolución de las herramientas y el mecanizado, Bettinardi ha podido agrandar el diámetro del grabado del panal y aún así mantener la superficie plana de su clásico panal de abejas. Es el nuevo Hyper Honeycomb, que proporciona una extrema nitidez en el impacto dispuesta a encantar a cualquier jugador.

Es súper agradable pasar el pulgar por el relieve de la cara, y tienes que hacerlo para tomar conciencia de su calidad, su sensación y su funcionamiento. El BB1 tiene la forma típica de los putters con el peso repartido hacia la punta y el talón, que lo hace más tolerante al fallo, y viene montado con una varilla de acero escalonada. Como principales diferencias observamos el relieve de círculos y hexágonos de la cara, una pestaña más ancha de lo habitual, y naturalmente su cabeza metálica de una sola pieza.

Una centrada raya blanca ayuda a alinearte detrás de la bola. En el putting green pateamos varias tandas de bolas, la primera desde 1 metro, la segunda desde 3 metros, y la tercera desde 6 metros. He mantenido muy bien el control de la distancia. Lo encuentro un palo muy sólido, bien equilibrado y fácil de mover, con un rendimiento que no difiere mucho de cualquier otro gran putter de punta-talón.

Eso sí, cuando la pegas bien, la sensación es diferente, firme pero increíblemente suave, como si hubieras pegado un golpe perfecto con un hierro forjado, de lo mejor que me he encontrado en un putter. La bola se agarra lo suficiente a la cara y sale despedida rápidamente hacia delante, rodando sin derrapes de forma controlada.

Para ver qué pasa las pocas veces que puedas pegar descentrado he forzado el fallo y la bola sale recta. Pierdes un poco en distancia, pero no la dirección. Bien, aunque la sensación no es tan súper agradable como cuando le das perfectamente centrada. Y el grip es bastante firme, lo cual te obliga en un primer momento a sujetarlo conscientemente, lo cual me ha ayudado a concentrarme mejor en el movimiento del palo.

El Bettinardi BB1, me ha gustado mucho. ¡Lástima que lo tenga que devolver! Lo recomendaría a todo tipo de jugadores, pero en especial a los que busquen un putter sólido con gran sensibilidad de impacto, sin recurrir a las modernas inserciones.

PUTTER BETTINARDI GOLF BB1

  • Palo de test: BB1, varilla de acero escalonada, grip Lamkin.
  • Probador: Miguel Angel Buil (50 años). Editor de MyGolfWay.com.
DISEÑO [rating: level=»5″]
CONTROL DISTANCIA [rating: level=»4.5″]
PRECISIÓN [rating: level=»4.5″]
TOLERANCIA [rating: level=»5″]
SENSACIONES [rating: level=»5″]
OPCIONES [rating: level=»4″]
CALIDAD/PRECIO [rating: level=»4″]
DESTINADO A… Todos, especialmente Handicaps medios-bajos y expertos.
PUNTUACIÓN MEDIA [rating: level=»4.5″]

 Un putter de excelente manufactura, súper agradable, sólido y equilibrado, al que uno se acostumbra rápidamente, cuya sensibilidad te ayuda a saber que estás pateando realmente bien.

 Su producción artesanal lo sitúa en la gama alta de precios, y lo tendrá difícil para seducir a los convencidos de los modernos putters multimateriales y con inserciones en la cara.

FICHA TÉCNICA

  • Perfil: Más bajo y cara más estrecha.
  • Cara: Hyper Honeycomb, que proporciona una gran nitidez de impacto.
  • Acabado: PVD Pewter, que ofrece durabilidad a la excelente sensación del material.
  • Material: Acero carbonado suave.
  • Peso: 353g.
  • Acabado: PVD Pewter.
  • Grip: Lamkin azul (estándar o midsize).
  • Funda: Estándar BB Series azul.
  • Zurdo: Sí.
  • PVP aprox.: 299 €.
  • Modelos BB Series: BB 34, BB 37, BB54 (Heel, Center, Belly).

Bettinardi Golf es una marca distribuida por Holiday Golf en España y Portugal.
Más información en el tel. 952 789 108 y www.holgolf.com.

Fotos: ©MyGolfWay.com y Bettinardi Golf.

Por REDACCIÓN