Hierros

Test: Hierros HONMA, TW747P vs XP-1

15 Noviembre 2019 – Desde hacía tiempo teníamos la vista puesta en hacer un test con HONMA Golf, una marca que nos parecía inaccesible. Sin embargo, el cambio de estrategia comercial de la compañía japonesa en los últimos años nos ha permitido ver su expansión mundial, junto al llamativo fichaje de Justin Rose, y nos ha abierto las puertas con el lanzamiento de una serie de innovadores productos de artesanía, tecnología, lujo y rendimiento excepcionales, pero a unos precios más al alcance del público en general.

HONMA Golf lleva más de 60 años de historia fabricando palos de primera calidad en su sede de Sakata, en Japón, donde cada una de sus varillas son hechas a mano por maestros artesanos, algo que ninguna otra marca puede decir. Por eso, a la primera oportunidad que hemos tenido nos hemos sumergido en su experiencia de custom-fitting, desconocida por muchos al tiempo que alabada por su increíble fiabilidad, con la intención de encontrar respuestas a la pregunta: ¿Qué puede hacer HONMA Golf por mi?…” ¡un modesto sénior de hándicap alto con baja velocidad de swing!

En el Demo Day en el Real Club de Golf El Prat (Barcelona) revisamos todas sus gamas, que son realmente extraordinarias. Acariciamos con deseo el oro de 24 quilates de los BERES 5 estrellas, una bolsa de palos que, completa, ronda los 70.000 euros… Pero como tenemos sentido común, y no nos alcanza la cartera, nos conformamos con las últimas líneas de la gama T//WORLD que ya hemos visto en las tiendas, los TW747 y los XP-1; y elegimos comparar los hierros, ajustados a nuestras características de juego.

El hierro TW747P está diseñado para desarrollar una trayectoria alta, gracias a un centro de gravedad estratégicamente posicionado, un poquito más bajo (mediante un peso de 20 gramos de tungsteno en la suela), y una mayor velocidad de bola que genera una contundente distancia de vuelo. Su cabeza está hecha de una sola pieza de acero, y el emblema 3D de su cavidad absorbe la vibración no deseada, respondiendo con solidez en cuanto a sensación y sonido.

El nuevo hierro XP-1, por su parte, se presenta como un palo que pega fácilmente con altura y mantiene un vuelo de bola estable, generando también una consistente distancia de vuelo. El XP-1 (#4-7) se diferencia especialmente por la estructura hueca de su cabeza, formada por una cara de acero C300, más resistente, que ofrece máxima velocidad inicial gracias a su perfil perimetral más delgado. Está inserta en un cuerpo también con un peso de tungsteno de 20 gramos en la suela. Esto permite bajar el centro de gravedad y elevar el momento de inercia, incrementando su permisividad en los golpes descentrados y creando cierta tendencia al draw. Los hierros cortos (#8-SW), sin embargo, están diseñados bajo el mismo concepto pero sin ser huecos, ya que la envoltura de la cavidad se presenta abierta.

Con la ventaja de disponer de cabezas de diferente lie y varillas de distinta longitud, nos montan la opción de los hierros adaptada a medida, y pegamos series de doce bolas con cada uno delante del FlightScope, y a primera vista nuestra impresión es que ambos ofrecen una magnífica sensación y un rendimiento parecido. Por cercanía en diseño resulta obvio que pertenecen a la misma familia, la T//WORLD; y el tamaño de la cara es parecido, aunque el XP-1 ofrece un punto dulce más expandido. Así, el TW747P nos ha exigido un poco más de consistencia; mientras que el XP-1, algo más ligero, nos ha hecho disfrutar de gran comodidad y confianza, con facilidad de altura y sin ningún amago de slice.

Con los datos del radar en la mano, el custom-fitter de HONMA Golf nos descubre la realidad: “Lo que vemos en primer lugar es que, atendiendo a tu velocidad de bola y velocidad de swing, el rendimiento con ambos hierros es bastante similar. Con el TW747P has conseguido un poquito mejor de Smash Factor y un poquito más de velocidad de bola, pero con una menor altura de vuelo”.

“En cambio, también vemos que con el XP-1 el spin mejora, con un spin más controlado; y también se observa que el ángulo de lanzamiento, cuando sale la bola de la cara del palo, es más alto, con lo que al final acabas obteniendo una distancia mayor de carry, unos 10 metros más, que con el TW747P”.

“Y en cuanto a la dispersión de aterrizaje de las bolas, aquí estás más o menos igual. La agrupación de los golpes es muy similar el uno del otro, que con el beneficio en distancia con el XP-1, las bolas de este se encuentran por delante de las del TW747P”.

Los dos modelos nos han gustado mucho, sin ser forjados pero con buena sensación, y con cabezas muy nobles equipadas con varillas ligeras pero consistentes, de lanzamiento muy potente.

Resumiendo la comparación entre el TW747P y el XP-1 vemos unos datos más o menos similares en Smash Factor (1.36 vs 1.35), en velocidad del palo (64,4 vs 69,4 mph) y en transmisión de la velocidad de bola (87,6 vs 93,2 mph). Es en cuanto a distancia donde el XP-1 demuestra ser el que me va a funcionar mejor, porque me ofrece un mayor y más controlado ángulo de lanzamiento (9,1º vs 13,2º), más back-spin (5.959 vs 7.248) y, sobre todo, más metros (110,5 vs 120,7), mientras se mantiene un margen de dispersión contenido, con las bolas igualmente agrupadas dentro de un radio pequeño en ambos casos.

En mi caso, es esa diferencia de 10 metros de distancia la que hace del hierro XP-1 el más adecuado a un jugador con la velocidad de swing de un sénior, relativamente baja (70mph), siendo además el recomendado por HONMA Golf para los hándicaps de 18 a 30, donde me encuentro. Además, su ligereza algo mayor me facilita aumentar mi velocidad de swing; la concepción hueca de sus hierros largos los hace más permisivos con buenos resultados; la interacción de la suela con la hierba es mínima; y la estructura de la cara más delgada consigue un efecto trampolín que mantiene más uniforme la velocidad de bola en mis golpes descentrados.

Y por otra parte hemos comprobado que el hierro 747P, con la cabeza de una sola pieza de acero, es más adecuado a jugadores con una velocidad de swing algo más alta, favoreciendo al golfista que tiene más control sobre la bola. De hecho, HONMA Golf lo recomienda para jugadores de hándicap entre 12 y 18.

Como conclusión final podemos afirmar que HONMA Golf ha hecho un gran trabajo con los hierros TW747P y XP-1 ya que, sinceramente, han excedido nuestras expectativas. La experiencia nos ha encantado no sólo por el sofisticado diseño de ambos palos, sino también por las posibilidades de elección de cabezas y varillas, para descubrir que según tu velocidad de swing y tu nivel de juego, puedes atacar a green y a bandera con mayor confianza y decisión.

Ahora es tu turno. Nuestra recomendación es que los pruebes y descubras por ti mismo de qué forma los drivers, maderas, híbridos y hierros TW747 y XP-1 de HONMA Golf te permiten seguir mejorando tu juego en el campo de golf.

Por Miguel Angel Buil