Concursos

SÚPER CONCURSO ‘TOP-2019’ – El secreto y las diferencias de los drivers M5 y M6 de TaylorMade

8 Febrero 2019 – Si ya te has apuntado a nuestro ‘SÚPER CONCURSO TOP-2019’ – y si no lo has hecho todavía, ¿a qué esperas? -, te estarás imaginando cómo será hacerse un fitting en el TaylorMade Performence Lab (TMPL) de Golf Santander (Madrid) con los nuevos drivers M5 y M6, con tecnología Speed Injected Twist Face, que tanto están dando qué hablar en manos de Dustin Johnson, Rory McIlroy o Jon Rahm en el PGA Tour.

Y tu primera reacción sería preguntarte, ¿cuál de los dos drivers M5/M6 te corresponderá en un fitting a medida? El ganador de nuestro concurso tendrá que esperar hasta el 28 de Febrero para saberlo (el plazo de inscripciones termina el 22 de Febrero, leer las bases aquí). Mientras tanto, vamos a explicar cuáles son las principales diferencias entre el M5 y el M6, y el secreto de su tecnología.

¿Qué es el Speed ​​Injected Twist Face? Cada cabeza de driver M5 y M6 pasa por un riguroso algoritmo para determinar con precisión cuánta resina inyectar en la cabeza con la que situar en el límite legal máximo el potencial de velocidad de bola de la cara en el impacto, algo que no se había alcanzado hasta ahora. Con el Twist Face desarrollado por primera vez en los drivers M3 y M4 del año pasado, ahora con el Speed Injected cada cabeza está diseñada para alcanzar el límite de velocidad, de calibre Tour. Prueba cualquier driver TaylorMade 2019 en las tiendas (ya están para demo y test, y saldrán a la venta el 15 de Febrero) y te darás cuenta de lo que es disfrutar de una cabeza “explosiva” con un enorme punto dulce… frente a cualquier otro driver que hayas jugado antes.

Al igual que en el lanzamiento de las siguientes generaciones de smartphones o modelos de coches nuevos y mejorados, la familia de drivers M 2019 recoge el testigo del éxito de los M3 y M4 de 2018, y los hace evolucionar con nuevas tecnologías, características y beneficios para llevar tu rendimiento a el siguiente nivel.

¿Qué diferencias hay entre el M5 y el M6?

Para mostrar las diferencias clave entre cada driver y establecer una comparación de los modelos en paralelo, pasamos a desgranar las características de cada uno de ellos.

En la colocación, queda claro que los dos drivers pertenecen a la misma ‘familia’. Ambos cuentan con la nueva corona de compuesto de carbono de color negro mate, y tienen una alineación frontal de dos tonos más fina vistos desde arriba, con destellos de color naranja intenso enmarcando la parte posterior de cada cabeza.

Dando un vistazo a la cara, son realmente idénticos. Inmediatamente identificarás el mismo logo Twist Face de los drivers de 2018 ubicado en la parta superior de la punta. Sin embargo, la verdadera característica que destaca en los drivers 2019 viene señalada por los puertos de ajuste de color anaranjado, situados en los extremos inferiores del talón y la punta. Estos son los puntos de entrada de la tecnología Speed ​​Injected, desde los que se ha calibrado cada cabeza al límite legal máximo de velocidad de bola.

No es hasta dar un vistazo a la suela de cada palo cuando empiezas a descubrir las verdaderas diferencias entre el M5 y el M6. Y lo mismo que pasaba en los drivers M de antes, sucede con los drivers M de ahora, que su principal diferencia se encuentra en la ajustabilidad.

Mientras que ambos drivers se benefician de la hendidura Hammerhead 2.0 (que crea un punto dulce masivo que mejora la velocidad de bola y el perdón), un hosel Loft Sleeve ajustable (con +/- 2º de cambio de loft), el driver M5 incluye la capacidad de ajuste adicional del nuevo T-Track Invertido.

Los raíles rediseñados del T-Track Invertido incluyen dos pesos móviles de 10g que se pueden desplazar para modificar el momento de inercia y la tolerancia, dando con las condiciones óptimas de lanzamiento (un lanzamiento de alto a bajo y un efecto de izquierda a derecha), así como las características del spin. Esto permite al golfista personalizar completamente el rendimiento de su driver M5, en función de sus preferencias. Si necesitas reducir el spin, puedes obtener un spin más bajo con el M5 de lo que conseguirías con el M6. Además, esto permite al palo “adaptarse” a medida que tu swing varía con el tiempo.

Del lado del driver M6, el principal factor diferencial es su mayor énfasis en el perdón. En particular, los nuevos paneles de compuesto de carbono ligero también incorporados al diseño de la suela, aprovechan más peso discrecional para convertirlo en el generador de inercia aerodinámica del M6. Con 46g de masa alojados dentro del ‘generador de inercia’, la pieza de la parte posterior de la suela actúa aumentando el MOI y rebajando el centro de gravedad para ofrecer mayor tolerancia, con un lanzamiento más alto y de menor spin.

¿Cómo elegir entre el M5 y el M6?

Elige el driver M5… si te gusta retocar la configuración de tu driver o si necesitas rebajar el spin. El driver M5 ofrece mucha libertad en cuanto a la personalización de las condiciones de lanzamiento y rendimiento. Puedes mover los pesos del driver hacia delante para conseguir un spin bajo, o todo hacia atrás y hacia el perímetro para obtener el máximo perdón, y tienes todas las posibilidades entre ambas opciones. Como comentábamos, esto puede ser particularmente útil si estás en proceso de un cambio de swing. También puedes hacer sutiles modificaciones del T-Track Invertido en el driving range justo antes de salir al campo, en base a cómo tienes el swing ese día.

Elige el driver M6… si buscas máximo perdón y simplicidad. Si bien el ajuste del T-Track Invertido es atractivo para algunos, hay muchos golfistas que están más cómodos con un driver configurado y les permite olvidarse de los ajustes. Con el M6, cada tecnología trabaja para generar la tolerancia de una u otra forma. Si bien este driver está centrado en el perdón, no dejes que eso te quite de considerarte un gran jugador… Con un poco más de spin, el M6 también permite disponer de la maniobrabilidad que buscan los mejores jugadores.

En 2019 también TaylorMade también ha lanzado dos drivers adicionales para ayudar aún más a los golfistas.

Elige el driver M5 Tour… si prefieres una forma de cabeza más compacta en la colocación. Con un volumen de 435cc (frente a los 460cc de los anteriores), la forma más pequeña del M5 Tour también proporciona lo último en rendimiento de bajo spin.

Elige M6 D-Type… si eres un jugador que tradicionalmente luchas contra el slice. Diseñado con un gran efecto al draw, el M6 D-Type está creado para minimizar tu slice y ayudarte a lograr el draw que siempre has soñado desde el tee.

Para visualizar las diferencias entre cada uno de estos drivers, terminamos con esta tabla de consulta:

Y si quieres conseguir uno de estos drivers ‘gratis’, busca tu suerte participando en nuestro ‘SÚPER CONCURSO TOP-2019’.

Por REDACCIÓN