Salud

Salud – Cómo controlar y vigilar el estrés con un dispositivo Garmin

8 Febrero 2020 – Trabajo, familia, compromisos, estar siempre conectados… El ritmo acelerado de vida de la sociedad actual propicia la aparición del estrés, que se ha convertido en la última década en uno de los principales problemas de salud, tanto física como mental, según indican tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS). Para que sus usuarios puedan llevar una vida más relajada y saludable, Garmin ofrece en sus dispositivos prestaciones que ayudan a controlar y reducir el estrés.

Primero, reconocer el estrés: Se entiende por estrés una sobrecarga que tiene que ver tanto con las exigencias de una situación concreta como con los recursos con los que cuenta la persona para afrontarlas. Un nivel moderado de estrés es algo que forma parte de la vida e incluso puede ser positivo, pues ayuda a actuar y a tomar decisiones. El problema viene cuando el estrés se convierte en excesivo y persistente. Es entonces cuando puede derivar en problemas físicos o emocionales como ansiedad, cansancio crónico, agotamiento y otros problemas de salud, como procesos infecciosos o trastornos psicofisiológicos.

Aunque generalmente el estrés se asocia al entorno laboral, existen muchas otras situaciones que lo pueden generar y, en contra de lo que se suele pensar, no todas son negativas. Una boda, el nacimiento de un hijo, un cambio de trabajo o una primera cita pueden también ser situaciones estresantes.

No todas las personas reaccionan igual al estrés y a veces puede costar reconocerlo, porque sus síntomas físicos se pueden confundir. Sin embargo, la respuesta al estrés es un fenómeno fisiológico que se puede medir. Dispositivos como los de Garmin cuentan con un monitor que ayuda a comprobar si el día está siendo tranquilo, equilibrado o estresante. Además, los recordatorios de relajación animan al usuario a realizar una breve actividad de control de la respiración que ayuda a mantener el estrés a raya.

Practicar ejercicio físico de forma regular: Existen diversas medidas que pueden ayudar a controlar el estrés. Una de las principales es la práctica de ejercicio físico moderado, que si se realiza de manera habitual ayuda a que nuestro día a día sea más relajado. Además, practicar algún tipo de deporte al aire libre es una buena manera de airearse y olvidar por un rato las preocupaciones.

Los dispositivos Garmin estimulan la práctica de deporte con prestaciones como sesiones de entrenamiento animadas, aplicaciones deportivas integradas o entrenadores personales virtuales, y fomentan la constancia en la realización de ejercicio. Es importante también que cuenten con monitorización de las pulsaciones y pulsioximetría (*), tanto durante el ejercicio como en reposo, ya que ayudan a conocer el estado del cuerpo y de su recuperación en todo momento.

Detenerse y respirar: Cuando uno se siente estresado, debe hacer una pausa y dedicarse unos minutos. Los ejercicios de respiración facilitan la relajación y, por lo tanto, la reducción del estrés. La función de respiración consciente incluida en los relojes Garmin puede ayudar a controlar la respiración cuando el usuario necesita relajarse o concentrarse.

Controlar el descanso: Un buen descanso es fundamental para controlar el estrés. Los fines de semana y las vacaciones deben ser momentos para desconectar y olvidarse de las preocupaciones del día a día. Además, las horas y la calidad del sueño también influirán en el nivel de estrés. Lo ideal es dormir en torno a las ocho horas diarias y procurar que el sueño sea reparador. Mediante sus dispositivos, Garmin ayuda a tener un control avanzado del sueño, ofreciendo información detallada sobre cómo duerme el usuario, con un desglose de las fases de sueño ligero, profundo y MOR, así como datos de pulsioximetría (*) y respiración.

Con todas estas funcionalidades disponibles en los dispositivos Garmin de las series vívomove 3 (PVP aprox.: desde 249,99€), vívoactive 4/4S (desde 279,99€) y Venu (desde 349,99€) los usuarios podrán comprobar sus niveles de estrés a lo largo del día y actuar para reducirlos y llevar una vida más sana y feliz.

(*) No son dispositivos médicos y no están destinados a ser utilizados en el diagnóstico o monitoreo de ninguna condición médica. La función de pulsioximetría no está disponible en todos los países.

Por REDACCIÓN