Psico-Golf

PSICO GOLF – Cómo evitar caer en la susceptibilidad psicológica jugando al golf

15 Abril 2018 – Guerra a la guerra psicológica. El golf ya es de por sí un juego difícil como para tener colegas que te intenten desestabilizar psicológicamente. Desafortunadamente, algunos golfistas emplean estrategias de guerra psicológica contra sus compañeros de partido, ya sea a propósito o inconscientemente.

A veces, un intento de choque psicológico es un, en apariencia, inocente comentario como: “ la verdad es que tienes un gran giro de hombros”. Si tienes un buen giro de hombros sin pensar en ello, un comentario de tu oponente provocará que te concentres más en ello y sin querer harás girar tus hombros incluso más en tu próximo swing, con el casi seguro resultado de fallar el golpe. Mientras esperas en el tee a que el grupo de delante avance por la calle y al tener los metros necesarios para jugar, tu contrincante también te puede lanzar un apunte aparentemente sincero del tipo: “creo que ya puedes jugar”, sabiendo que todavía están dentro de tu radio de acción.

¿Cuál sería tu reacción más probable? ¿Esperar a que estén mucho más lejos de lo necesario y entonces forzar tu swing para intentar demostrar a tu rival lo fuerte que puedes pegar la bola? Si te ha pasado esto alguna vez, es que tu rival te ha vuelto ganar.

Otra forma de guerra psicológica puede ser susurrar audiblemente mientras pateas, moverse ligeramente en medio de tu backswing o actuar de algún modo para desbaratar tu ejecución. Y otra estrategia psicológicamente hostil es recibir un comentario negativo sobre tu juego de parte de un colega.

Alguna vez debes haber oído a un rival diciendo: “Hoy la suerte no te acompaña con el drive”, “hoy no tienes el día con los putts cortos”, “normalmente chippear es lo que mejor se te da, pero hoy te tiene amargado”, o cualquier apreciación similar.

¿Cómo deberías lidiar con estos intentos de guerra psicológica? Si el problema adquiere la forma de comentarios negativos sobre tu juego por parte de tu compañero de partido, la recomendación es sonreír al recibirlo. Para ello necesitas autocontrol, serenidad, auto evaluación y… ¡felicitarte a ti mismo!

Sonriendo a los comentarios de tu amigo es muy probable que consigas dos cosas: 1º) Transmitirás la actitud de que no te estás tomando sus comentarios muy en serio; y 2º) los estudios sobre las emociones demuestran que nuestras expresiones faciales influyen en cómo nos sentimos. Si fruncimos el ceño, seguramente no sentiremos enfadados y negativos. Si sonreímos, es probable que nos sintamos contentos y positivos. Aunque no te sientas positivo al fallar un golpe, sonreír te ayudará a tener mejor humor para preparar el siguiente golpe.

El componente de autoevaluación tiene que ver con revisar rápidamente tu juego hasta ahora, para identificar las cosas que has hecho bien. Si, por ejemplo, el comentario de tu rival ha sido sobre tu putt, puedes hacer un flash-back y recordar un hoyo anterior en el que pateaste bien. A su vez, la autofelicitación sirve para acentuar lo positivo.

Siguiendo con el ejemplo del putt, puedes contestarle a tu oponente algo como: “Allá en el hoyo 3 hice un gran putt y ahora sólo voy a pensar en ello”. En otras palabras, deseas comunicarle a tu adversario, así como a ti mismo, que pase lo que pase, te vas a concentrar positivamente en las cosas que estás haciendo bien.

Y otra manera de negociar con la guerra psicológica es pedir educadamente a tus rivales que se abstengan de practicar esos comentarios, especialmente si parecen deliberados. Si las prácticas persisten, ya te puedes empezar a plantear en serio el buscar nuevos colegas de partida.

De cualquier modo, quizás la mejor estrategia sea seguir tu propio esquema de preparación mental y no poner ni la mínima atención en ese experto de la guerra psicológica. Si te metes plenamente dentro de tu propio juego, y sigues el plan que de una manera firme, coherente y consistente te hayas establecido previamente, es muy probable que esos intentos de desestabilizar tu juego no te afecten.

Entonces, habrás dado la vuelta a la tortilla. Y el experto de la guerra psicológica estará tan preocupado en intentar influir negativamente sobre tu rendimiento, que su propio juego se verá trastornado. En este sentido, tendrás que trabajar en otras estrategias para mantener tu concentración firme y estable.

Fotos: ©LET

PSICO GOLF – Cómo dejar de sufrir de indecisión en el campo de golf
PSICO GOLF – Cómo dejar de ser supercrítico con uno mismo en el campo de golf (II)
PSICO GOLF – Cómo dejar de ser autocrítico con uno mismo en el campo de golf
PSICO GOLF – Cómo recuperarse de un inicio desastroso en una ronda de golf
PSICO GOLF – Haz que tus actitudes y emociones en el campo trabajen para ti mismo
Más píldoras de PSICO GOLF.

Por REDACCIÓN