Ping

PGA of America – Galardón para Karsten Solheim, fundador de PING, incluido en el Hall of Fame

10 Noviembre 2019 – Karsten Solheim (1911-2000), fundador de PING y considerado visionario y filántropo del golf, dentro de su trayectoria como diseñador y constructor de material, fue honrado el pasado martes 5 de Noviembre durante la 103ª reunión anual de la PGA of America. El acto, que incluía a seis personalidades del mundo del golf en el Hall of Fame de la PGA of America (Class of 2019), se celebró en el Palm Beach County Convention Center de West Palm Beach (Florida, EE.UU.). Recogieron el galardón sus hijos Allan Solheim y John Solheim.

«Nos enorgullece dar la bienvenida a estas personalidades de clase excepcional al Hall of Fame de la PGA of America», decía la presidenta de la PGA, Suzy Whaley. “Son algunos de los artistas más inspiradores y excepcionales del golf. Estos homenajeados consiguieron logros individuales al convertirse en embajadores que hicieron crecer el golf. Sus contribuciones han impactado para siempre la próxima generación de jugadores en nuestro deporte. Con orgullo, inscribimos sus nombres en una lista de honor de aquellos que han hecho del golf un mejor juego».

Otras figuras que han sido honradas en esta ocasión en el Hall of Fame de la PGA de América han sido los campeones Davis Love III y Annika Sörenstam, la cofundadora del LPGA Tour Shirley Spork, el antiguo presidente de la PGA Darek Sprague, y Dave Marr II, que ganó el PGA Championship 1965 y fue capitán del Equipo USA de la Ryder Cup 1981. Karsten Solheim también había sido honrado por el World Golf Hall of Fame al incluirlo en su lista en 2001.

UNA BREVE BIOGRAFÍA DE KARSTEN SOLHEIM

Desde el humilde espacio de su garaje en Redwood City, California, el ingeniero Karsten Solheim revolucionó el diseño y la fabricación de los palos de golf, haciendo el juego más fácil y más agradable para las generaciones de futuros golfistas. Nacido en Bergen (Noruega), se mudó a los EE.UU. a los dos años con su familia. Creció en Seattle, donde su padre era zapatero, pero Solheim finalmente decidió ser ingeniero. En 1953 ingresó en General Electric como ingeniero mecánico y dirigió el diseño de las antenas en forma de ‘V’ que se integraban en el primer televisor portátil de la compañía.

Solheim no comenzó a jugar al golf hasta los 42 años, cuando sus compañeros de trabajo en General Electric lo invitaron a completar un foursome. Inmediatamente quedó entusiasmado. Empezó a experimentar con el diseño del palo y buscó constantemente formas de mejorar el juego, comenzando por aprovechar sus habilidades de ingeniería en diseñar palos.

Solheim empezó a trabajar en su garaje con un putter blade, colocando peso en la punta y el talón para evitar que el putter se torciera en el golpe. Casualmente, construyó un putter de centro hueco y unió la varilla a la parte inferior en lugar de por el talón de la cabeza. El radical diseño transfería el peso hacia el perímetro del palo y el área central hueca emitía un distintivo sonido «ping» cuando golpeaba la bola.

Había nacido el nombre de su empresa. Si bien sus contribuciones al material de golf son legendarias, Karsten Solheim también fue pionero en generar interés y patrocinar el golf femenino profesional. Así, fue la fuerza impulsora detrás de la Solheim Cup, el match bienal que sigue el patrón de la Ryder Cup, y que ha dado al golf femenino una plataforma internacional.

La creatividad de Solheim no fue aceptada fácilmente, presentando sus putters de aspecto poco convencional en los greens de prácticas de los torneos profesionales. En 1966, abrió de nuevo camino en la industria con la invención del putter Anser. Solheim trazó su “answer” (respuesta) a la inconsistencia del putting con un nuevo modelo. Entonces su esposa, Louise, le sugirió eliminar la «w» para que el nombre encajara en el palo. A los pocos años, los putters de Solheim eran jugados por golfistas profesionales de todo el mundo y el putter Anser sigue siendo uno de los diseños más populares y copiados de la actualidad.

Solheim se trasladó a Scottsdale (Arizona) en 1961, y en 1967 su negocio en crecimiento echó raíces en Phoenix, después de que la abrumadora demanda del Anser permitiera a Solheim crear Karsten Manufacturing. Seguidamente, en 1969, Solheim aplicó el concepto de distribución perimetral del peso en los hierros. Su nuevo diseño y método de fabricación llevaron al mundo del golf a una nueva dimensión. El PING Eye2 se introdujo en 1982 y Solheim acaparó alrededor del 40% del mercado. Su modelo Eye2 sigue siendo el best seller de los hierros, que fueron los dominantes en el Tour durante la década de 1980.

PING ha celebrado su 60º Aniversario este año, siendo administrada la compañía actualmente por el hijo de Solheim, John, quien asumió el cargo en 1995, y ahora es Presidente y CEO. El legado familiar se extendió con su nieto, John K. Solheim, que ejerce como presidente. Solheim también recibió el Premio Ernie Sabayrac de 1996 por sus excelentes contribuciones al mundo del golf. Unas contribuciones que continúan adelante mucho después de su desaparición. Solheim falleció el 16 de Febrero de 2000, después de padecer la enfermedad de Parkinson. Su esposa, Louise, falleció en 2017. Su familia la componen tres hijos, John, Allan y Karsten Louis. Una hija, Sandra, falleció en 2013. Karsten y Louise tenían 14 nietos, 44 bisnietos y 14 tataranietos.

Por Miguel Angel Buil