#MyGolfGuay

#MyGolfGuay – También puedes jugar al golf en medio de un aeropuerto, como en Bangkok

8 Junio 2018 – Es bastante habitual jugar al golf y que te pasen aviones por encima de la cabeza. Muchos son los campos en el mundo que están ubicados en los alrededores de los grandes aeropuertos, ya que los terrenos para su construcción suelen ser parecidos. Pero lo que hemos descubierto ahora es un campo de golf dentro de un aeropuerto. ¡Qué locura!

Lo vemos en los siguientes vídeos. El campo del Club de Golf Kantarat se encuentra entre las dos pistas del aeropuerto internacional Don Muang de Bangkok, en Tailandia. Los jugadores dan el primer golpe en el hoyo 1, a tan sólo 20 metros de la pista donde despegan los aviones. Los primeros nueve hoyos discurren adyacentes a dicha pista, mientras que los segundos nueve hoyos regresan a lo largo de la pista de aterrizaje.

En una de las ciudades más pobladas del mundo, Bangkok, el desarrollo de parques, zonas verdes y campos de golf está limitado por la escasez de espacios libres, y por eso a la Royal Thai Air Force le pareció buena idea crear un campo propio en medio del aeropuerto. Sin muchas alternativas de diseño todos los hoyos van en línea recta, lo cual parece poco divertido. A ello se añade el inconveniente del ruido, que seguro desconcentra al más experto de los golfistas. Y si se te desvía la pelotita hacia la pista, ¡cuidado! Ya la puedes dar por perdida, porque yendo a buscarla al asfalto corres el mismo peligro que en una de las charcas con cocodrilos de los campos de Florida.

Seguro que no les faltan aficionados para matar el tiempo de espera si tienen que hacer varias horas de escala en Bangkok. El campo está abierto al público y el green fee cuesta 1.450 Baths, unos 38 Euros, e incluye servicio de caddie que, por razones de seguridad, es obligatorio. Probablemente también sea el único club de golf del mundo donde haya que pasar por un detector de metales, igual que en los accesos de embarque de los aeropuertos.

El golf es guay. El golf es #MyGolfGuay.

Por REDACCIÓN