Blog

Informe – Cruce de datos, como primera referencia de las pérdidas del turismo de golf español en 2020

25 Octubre 2020 – Hace poco más de una semana se presentaba ‘El Golf como Catalizador de la Actividad Económica en España’, realizado por la IE University con la colaboración de la Asociación Española de Campos de Golf (AECG) y la Real Federación Española de Golf (RFEG); el estudio más completo hasta la fecha sobre el impacto del turismo de golf sobre la economía española, y la verdad es que nos dejó impactados.

Su completo contenido aporta una valiosa información, rigurosa y fiable, sobre el sector del golf y su verdadero peso sobre la economía española. Una potente herramienta que resulta imprescindible para que nuestras demandas sean atendidas oportunamente por las instituciones oficiales.

Pero una pregunta que no surgió al final de la presentación, porque no tendría respuesta, sería: Con la pandemia del coronavirus, y la paralización y ralentización de la actividad, de esos 12.769 millones de Euros facturados en 2019, de manera directa, indirecta e inducida en España, ¿cuántos van a perderse en 2020?

Sabiendo que en 2019 un 57,3% de los campos no eran rentables, por los elevados gastos fijos y la alta fiscalidad que soportan; ahora, con el desplome monumental del turismo, ¿cuántos campos habrán caído este año dentro de esta categoría?, ¿un 70%, un 80%, un 90%? (aquellos, más los que basan su negocio en los visitantes extranjeros).

Bueno, casualidad es que una semana después haya visto la luz el informe trimestral ‘Evolución y necesidades del sector turístico español ante el Impacto del Coronavirus’ de Exceltur, difundido por la Asociación Española de Gerentes de Golf (AEGG), con el balance empresarial del verano y las previsiones hasta final de 2020. En éste se marca el volumen de pérdidas que acumula el turismo global en España este año, como consecuencia de la obligada paralización, y reanudación condicionada por las restricciones, a causa de la pandemia de la Covid-19.

Aunque no se ajuste exactamente a la realidad, la tentación de cruzar los datos está latente, y no nos hemos reprimido de hacer una simple estimación, con la intención de aportar datos generalistas pero que a su vez resultan interesantes como primera referencia.

  • Si la actividad turística en España en 2019 fue de 152.590 millones de Euros (PIB Turístico), y el impacto del turismo de golf en España el año pasado se ha calculado en 12.769 millones de Euros, eso significa que el turismo de golf representa el 8,37% del total.
  • Si la actividad turística en España caería hasta los 46.431 millones de Euros (PIB Turístico) durante 2020, retrocediendo a niveles de hace 25 años, y se prevé el cierre anual con una pérdida de 106.159 millones de Euros (es decir, un 70% menos respecto de 2019); esto mismo trasladado al turismo de golf en España, nos iríamos a unas pérdidas estimadas de 8.938,3 millones de Euros.
  • Haciendo la resta, la facturación del turismo de golf en España para 2020 se quedaría en 3.830,7 millones de Euros. Prácticamente habrá que declararlo un ‘annus horribilis’, que plasma la situación dramática que están sufriendo los actores que intervienen en el turismo de golf español, sean clubs, campos, turoperadores, hoteles, transportes, etc.

Pero el motor del turismo no se detiene, y el golf sigue muy vivo, trascendiendo a los obstáculos de la Covid-19 por su condición de deporte al aire libre, la distancia social y unos protocolos bien establecidos.

España es el primer destino del mundo en turismo internacional de golf y nuestros profesionales en este ámbito – lo hemos podido constatar esta semana en el IGTM Links virtual, la versión online de la tradicional feria International Golf Travel Market – están trabajando duro y son de los más proactivos del mercado. Presentaciones online como las de Turismo de Andalucía, Costa del Sol de Málaga, Golf Costa Brava o Turismo de Cádiz han demostrado la energía con la que se busca la reactivación del turismo de golf hacia España, en cuanto se normalice la situación.

Y ahora que el sector se ha animado al conocer que el Gobierno va a estudiar la bajada el IVA de los clubs de golf del 21% al 10%, para amortiguar los efectos del coronavirus, no bajemos la guardia.

Hay que conseguir que el turismo de golf sea incluido en las medidas de rescate del turismo español a corto plazo, según Exceltur, donde se propone aplicar una bajada del IVA al turismo al 5% hasta mínimo finales de 2021); y en las acciones estratégicas para la transformación del sector turístico español a medio plazo, ya que también según Exceltur, se aleja el horizonte de recuperación de la actividad hasta el segundo semestre de 2022 o el posterior.

Por Miguel Angel Buil