Drivers

HONMA Golf – El estándar dorado, establecido con la nueva gama BERES súper premium

5 Diciembre 2019 – HONMA Golf, la marca japonesa fabricante de los palos de golf más exclusivos del mundo, ha vuelto a establecer el estándar dorado con la presentación de su nueva gama de palos BERES súper premium.

Diseñada para golfistas con velocidades de swing lentas y el deseo de los mejores productos premium, la gama artesanal BERES de drivers, maderas de calle, híbridos y hierros presenta una tecnología exclusiva para la mejora el juego produciendo puntos dulces más grandes y velocidades de bola más explosivas desde la cabeza del palo.

En la creación de la nueva gama BERES de hombre y de mujer, cien artesanos combinan los mejores componentes en la misma fábrica de Sakata (Japón), para garantizar que la cabeza y la varilla funcionen a la perfección, con una mayor consistencia en todo el conjunto. Las opciones van de los modelos de 2 a los de 5 estrellas, en función de la tecnología y los materiales de las varillas, enrolladas a mano, además de los adornos de oro y platino en las cabezas del palo.

«La belleza estética de la nueva gama BERES atraerá a golfistas exigentes que buscan algo excepcional en sus palos de golf», comenta Alejandro Sánchez, Director General de HONMA Golf Europe. «Cada set de palos es único para el cliente y refleja sus preferencias personales y su swing individual», añade.

La gama BERES se introdujo por primera vez en 2005 y, además de los acabados de lujo en los hierros, las cabezas del driver, las maderas de calle y los híbridos se pueden decorar con una amplia gama de opciones de color. Tanto las cabezas como las varillas también se pueden personalizar con el nombre del propietario.

Con un diseño de 7 ejes, la Tecnología Metal Hybrid Armour en las varillas de 2 a 5 estrellas proporciona una mayor fuerza de compresión y un contrapeso añadido de 5mm para aumentar las velocidades de swing. Las varillas ARMRQ de 3, 4 y 5 estrellas también incorporan la Tecnología Twist Fleuret a través de la combinación de los nuevos materiales M40X y T1100G, de alta resistencia y alta elasticidad, que transfieren la energía del jugador a la varilla y a la cabeza del palo de manera más eficiente. El potencial de distancia aumenta con el grado de la varilla seleccionada.

El driver BERES presenta un diseño de hendidura Maximum Speed Slot que ofrece un explosivo efecto trampolín desde la cara, para ofrecer trayectorias de lanzamiento altas y vuelos más largos. Estas hendiduras han evolucionado para ubicarse cerca del borde de ataque en la punta y el talón, asegurando la reducción de la pérdida de distancia en los golpes descentrados mediante un efecto gear correctivo.

La tecnología de inserción radial de la cara proporciona resistencia adicional y amplía el punto óptimo de impacto para ofrecer una mayor tolerancia. Optimizado para velocidades de swing de unas 90 mph (145 km/h), el driver también cuenta con un cuerpo y una corona ultra finos de titanio 811 Ti de alta resistencia, que ahorran peso, lo cual rebaja el centro de gravedad y garantiza velocidades de cabeza más rápidas, consiguiendo así distancia y precisión con menos esfuerzo desde el tee.

En términos estéticos, el nuevo driver presenta el logo BERES en la corona para ayudar en la alineación, mientras que el logo radial con el topo se extiende en la cara plateada para ofrecer una apariencia súper premium en la colocación.

El driver de mujer cuenta con un cuerpo y una corona de titanio 811+ Ti de alta resistencia que ha sido diseñado para rendir de manera óptima con velocidades de swing de alrededor de unos 80 mph (130 Km/h). Una cara insertada de grosor variable garantiza la máxima flexión y velocidad en un área más grande para mayor perdón en los golpes descentrados, mientras que su corona ultra fina rebaja el centro de gravedad para generar trayectorias más altas.

Con similares características impresionantes de diseño a las del driver, las maderas de calle BERES incorporan unas hendiduras de velocidad en la suela, evolucionadas en a punta y el talón, para lograr dispersiones más ajustadas. Un talón más redondeado mejora su interacción con la hierba, en comparación con los modelos anteriores, y se ha rebajado el centro de gravedad para ofrecer un vuelo de bola penetrante.

El aspecto clásico y el detalle artesanal del híbrido BERES, lo convierten en una opción muy deseable dentro de la bolsa. Un borde de ataque recto ayuda en la alineación, mientras que la hendidura Maximum Speed Slot en la suela se combina con un diseño de cara estrecho, que ofrece un vuelo de bola alto y penetrante para atacar la bandera con más confianza.

Los nuevos hierros BERES cuentan con un diseño de cara L-Cup optimizado en 3D, más grande, más ligero y más fino, que asegura un borde de ataque más redondeado y una sensación mejorada, junto con una nueva estructura C-Cup que se envuelve alrededor de la punta, y que expande el punto dulce. El mayor de peso se localiza en la punta y la parte posterior del talón, para aumentar el momento de inercia (MOI) y garantizar que el centro de gravedad sea bajo y profundo, alcanzando así más distancia. Una nueva cara elíptica más delgada maximiza la flexión de la cara y aumenta la velocidad de bola en el impacto.

Diseñado para trabajar en perfecta armonía con las cabezas de los palos en toda la gama, cada varilla ARMRQ ha sido meticulosamente pintada y enrollada a mano, un proceso que dominan los artesanos tras ocho años de experiencia, para ofrecer un aspecto llamativo y una mayor consistencia en el impacto.

La gama BERES de hombre incluye el driver en tres lofts (9,5°/10,5°/11,5°); las maderas de calle #3 (15°), #5 (18°) y #7 (21°); los híbridos #3 (19°), #4 (22°), #5 (25°) y #6 (28°); y los hierros (#4/#5/#6-#11, AW, SW).

La gama BERES de mujer incluye dos drivers (11,5°/12,5°); las maderas de calle #3 (16°), #5 (19°) y #7 (22°); los híbridos #4 (22°), #5 (25°) y #6 (28°); y los hierros (#5/#6-#11, SW).

Los precios recomendados van desde los 389€ para un hierro 2 estrellas hasta 4.999€ por palo en la versión 5 estrellas, con varillas de alto rendimiento ARMRQ.

Por Miguel Angel Buil