Campos

FCG – Aprender a jugar al golf y disfrutar de la naturaleza, en Mas Pagès Golf

18 Julio 2020 – Mas Pagès Golf, en Sant Esteve de Guialbes (Girona), con larga tradición de golf para los niños en sus colonias en su Masía, trata de recuperarse poco a poco del largo parón a causa del Covid-19, en la época donde tienen mayor movimiento sus colonias, según informa la Federació Catalana de Golf (FCG). La instalación fue el primer campo de distancias reducidas de Cataluña, nacida con el gran objetivo de acercar el golf a los más pequeños.

Y después de 32 años, con un campo de 18 hoyos pares 3, sigue teniendo el mismo objetivo: acercar el golf a los niños y niñas que van de colonias a su centro, donde el golf es una actividad principal, acompañada de otras, como descubrir la naturaleza. Dedicada a las colonias y campamentos de verano, Mas Pagès, ha vivido un duro trance durante los meses de la pandemia, una época donde la actividad de las colonias de las escuelas es muy potente, y a la que tuvieron que renunciar.

“Para nosotros fue duro cuando se decretó el cierre, porque eran meses de mucha actividad y cerrar las colonias escolares de Marzo a Mayo ha repercutido en el negocio claramente”, dice su directora Anna Badia, que ha mantenido la visión de sus padres, cuando decidieron construir y mejorar el campo de golf a lo largo de los años

“Creemos que el golf es más que un deporte, es una actividad con virtudes educativas, que te ayuda al proceso de autosuperación, las normas de comportamiento y para los niños y niñas es una actividad excelente para empezar a modelar su personalidad y disfrutar de un entorno natural y conocerse también”, explica Anna Badia.

Mas Pagès Golf cuenta con abonados anuales que acostumbran, muchos de ellos, a jugar todos los días, en un recorrido que no está exento de dificultad y que hay que conocer para conseguir un buen resultado. Para los niños, que siguen llegando después de la pandemia, el proceso de aprendizaje comienza conociendo el juego a través de un cuento, para luego disfrutarlo en el campo.

Después de la pandemia en Mas Pagès se han aplicado las medidas de seguridad necesarias, aunque en un entorno tan natural no han sido demasiado complicado. “Tenemos cerrada la recepción y el bar sólo sirve refrescos”, dice Anna Badia. “Durante el parón hemos mantenido el campo y hemos pinchado los greens, lo que nunca resulta fácil. Ahora el campo está espectacular”, asegura la directora.

Sin duda, Mas Pagès Golf, situado en el Pla de l’Estany, merece una visita de todos los federados donde podrán respirar naturaleza y golf, impulsado por la familia Badia, que siempre ha creído en este deporte como método educador y una vía de diversión para los niños y niñas que lo practican.

Por REDACCIÓN