Entrevistas

Entrevista – Ilija Djurdjevic, la asombrosa historia de un golfista todoterreno enfocado en el Long Drive

2 Agosto 2017 – El golf puede sentirse afortunado de que Ilija Djurdjevic, ‘The Slavic Thunder’, no se haya decantado por el tenis, el hockey sobre hielo, el rugby o el pádel. Su polivalencia deportiva incluso le ha llevado a encontrar, dentro del golf, terreno donde expandirse: 18 hoyos, pitch & putt, Long Drive… y se defiende magníficamente en todas las especialidades, aunque sea esta última donde ha conseguido sus mayores éxitos. Nos encontramos con el golfista serbio de 27 años en Golf Montjuïc, donde se entrena habitualmente en Barcelona, para entrevistarle y conocer su asombrosa historia.

Haciendo honor a su apellido, Djurdjevic, es competitivo hasta la médula. Nacido en Alemania de padres serbios, ya desde pequeño descubrió su don natural para los deportes. Su padre fue profesional de tenis y natación, así es que lleva el espíritu competitivo en la sangre… A los 3 años empezó jugando a tenis y hockey sobre hielo, pero también entró en contacto con el golf.

“A mi padre siempre le ha encantado el golf y me tenía con palos de plástico en el parque tirando bolas con él”, recuerda Ilija Djurdjevic. Un poco más mayor, “unos amigos del hockey hielo me dijeron que inauguraban un club de golf en Alemania, fuimos a conocerlo y me enamoré de este deporte”.

A los 7 años comenzó a practicar el golf con mayor frecuencia y jugaba muy bien. “Con 9 ó 10 años entré en el Centro de Alto Rendimiento de la Federación Alemana de Golf, en el programa junior. Allí me hice amigo de Max Kieffer –que ha llegado al Tour Europeo-. Recuerdo que solíamos jugar juntos. Y todavía mantengo contacto con mi primer entrenador, que ahora trabaja en Inglaterra. Cuando puedo voy a verle y afino mi juego con él, ya que es el entrador con quien tengo más confianza”.

Luego se trasladó con toda la familia a España. “Llegamos en Septiembre de 2001 y perdí el contacto con la Federación Alemana. No sabía muy bien qué iba a hacer”, confiesa Ilija, “ya que estábamos en Barcelona por mi hermano Bogdan, en su camino hacia el tenis profesional… con quien ahora a veces juego haciendo pareja de dobles”.

Estuvo desconectado del golf hasta 2007, cuando de vacaciones en su país, estando en Belgrado, pasó por un campo de golf. “Aunque no iba adecuadamente vestido, entré para conocerlo y, por mi acento, me reconocieron como serbio. Me prestaron una camiseta y me permitieron pegar unas bolas. Se sorprendieron tanto, que me invitaron al Campeonato Nacional de 2008. ¡Jugué y GANÉ!”.

En el año 2010 entró un nuevo presidente en la Federación Serbia de Golf y destinaron fondos para crear el primer Equipo Nacional Amateur de Serbia, en el que Ilija Djurdjevic sería uno de los principales jugadores. Formó parte del primer equipo nacional del país y así participó en tres mundiales amateurs, los de Buenos Aires 2010 (Argentina), Belek 2012 (Turquía) y Tokio 2014 (Japón).

Pero ‘The Slavic Thunder’ (su apodo como ‘el trueno eslavo’) no quiso dejar de lado sus otras aficiones deportivas. Aunque estaba entrenando y compitiendo con la federación serbia de golf seis meses en verano, en la misma época jugó profesionalmente un año al rugby en Inglaterra, y más tarde en los inviernos formaba parte del equipo de rugby del FC Barcelona. Un deporte que parece bastante incompatible con el golf, pero dadas sus aptitudes físicas, Ilija conseguía ser un buen jugador también con el balón ovalado entre manos.

“En 2014, después de jugar en Tokio, abandoné el rugby para dedicarme por completo al golf, ya que las cosas empezaban a irme bastante bien”, continúa Ilija Djurdjevic. “A finales de 2015 dejé el equipo nacional de Serbia porque como amateur ya no tenía más posibilidades, y decidí hacerme pro. Sabía que me quedaba mucho camino y margen de mejora, pensando en que los primeros 2/3 años se trataba sobre todo de encontrar sponsors para entrar en algún Tour”.

Lo de hacerse jugador el Long Drive fue pura casualidad. Era una época en la que estaba jugando con los palos de Williams Golf y alguien le comentó que se organizaba un campeonato de Long Drive, The Masters LDET Cup 2015 en Lumine Golf. “Me dije, ¿por qué no? Pedí a Jason Stewart, que era el fitter de Williams Golf, si me podía fabricar un driver especial y me montó uno con una varilla larga y una cabeza de 7,5º de Williams. Me inscribí tres días antes, como el primer Serbio que competiría en Long Drive, fui allí y quedé el quinto…” ¡Bastante bien! “Obviamente aluciné por las distancias que hacían jugadores como Maurice Allen y otros que llevaban más tiempo que yo”.

A Ilija le gustó mucho la experiencia puesto que dos años antes tenía problemas con su golpe de drive. Podía pegar largo, pero con mucho descontrol, y el entrenamiento de Long Drive le servía para mejorar su golf convencional, ya que al pasar de un palo tan largo a su driver habitual sentía más confianza y seguridad por ser de longitud más corta. “Desde entonces, el drive es uno de los golpes más fuertes de mi juego, porque lo controlo mucho más que antes, y aún sigo mejorando”.

Después de aquella vez se inscribió en el circuito europeo del año siguiente, “pensando en que me podría ayudar a darme a conocer como jugador profesional de Long Drive”. Jugó en Escocia, Eslovenia, Hungría, Italia… quedando siempre alrededor del quinto puesto, pero con la sensación de que podía lograr mejores resultados. “Entonces quise probar en Portugal y como no me llegaba el presupuesto, mi hermano me ayudó con el dinero que me faltaba. Fui por mi cuenta a Portugal y… ¡GANÉ! Era uno de los torneos más fuertes del año, porque venían todos a conseguir una de las ocho plazas para la final de Nueva Zelanda. Les gané a todos, incluso a Maurice Allen en la final”, señala entusiasmado. A partir de ahí se le abrieron las puertas. Estaba en el Top-8 de Europa y en la final de Nueva Zelanda quedó otra vez quinto, pero muy contento.

En Enero 2017 le contactó Lucas Dornan para fichar por las Long Drive World Series (LDWS) en las primeras dos temporadas, una súper liga con una selección de mejores Long Drivers del mundo, buscando la proyección de futuro de este deporte y con un componente multicultural que no tiene el World Long Drive Championship (donde la mayoría son norteamericanos), por lo que Ilija encajaba perfectamente. Firmó contrato al lado de los Joe Miller, Tim Bruke, Maurice Allen, Scott Beaven… jugadores de diferentes países compitiendo en el LDWS, empezando por Dubai y Inglaterra, y siguiendo por Portugal y EE.UU.

“Estoy encantado con los organizadores del LDWS porque es la primera vez en que nos dan facilidades y donde no se aprovechan de los jugadores, sino que entienden que para popularizar el deporte primero nos tienen que hacer famosos a nosotros, que la gente nos vea competir y promocionarnos. Todo lo que nos prometieron lo están cumpliendo, y creemos que con ellos el deporte tiene mucho futuro”.

Previamente a la competición inglesa, en Windsor, le eligieron para el photoshot de la presentación oficial junto a Joe Miller y Lucas Dornan en el Royal Berkshire Polo Club, cuyo campo se transformó en un grid de 500 yardas. El LDWS garantiza estar presente dos horas de televisión en directo a través Sky TV, promocionar a los jugadores y sus patrocinadores, y jugar por un premio de 60.000 libras, que allí ganó Emil Roseberg en la final contra Joe Miller. Ilija acabó el 11º, recordando que fue mejor que Emil en su victoria en Portugal.

Profundizando en su técnica, con el driver de Long Drive Ilija Djurdjevic supera los 140mph en velocidad de swing, lo cual es normal siendo un palo más largo y más rápido que con el driver normal, que sólo llega a 136mph. Ya que con este no imprime su máxima velocidad, pega con 9º de loft y varilla ‘sólo’ Tour Stiff, porque a menudo quiere moldear el golpe al fade o al draw. En cambio, en el Long Drive va cambiando de loft, entre 3º y 5º, según las condiciones de juego. “Con tan poco loft es muy importante poner el tee súper alto, para levantar la bola y mantener el spin bajo; y respecto a la varilla de Long Drive, es un secreto que puedo contar: depende del clima: Si hace mucho frío normalmente juego con una varilla XX y algunas veces XXX”, nos dice en modo confidencial.

“Mi distancia oficial de Long Drive es de 365 yardas en competición. Pero como anécdota diré que conseguí mi récord no oficial jugando con Joe Miller y Lucas Dornan una vuelta en Jumeriah Golf Estates, en un par 5. Ese día nos picamos a ver quien la pegaba más lejos, y logré el drive más largo de mi vida: 470 yardas. Es bueno haber tenido a Miller y Dornan como testigos, que le pueden dar credibilidad a aquel golpe”.

En paralelo Ilija Djurdjevic sigue jugando al golf de 18 hoyos, con torneos del Gambito Golf Tour, el Catalunya Pro Tour, o el Campeonato de Profesores del PGA of Europe, ya que obtuvo la licencia de profesor de golf PGA en Estonia, donde aprendió la función del entrenador. Ahora cuando se lo piden, da clases privadas y clínics en Serbia, España o Inglaterra. “Para mi, es una ventaja. Soy jugador profesional, tengo licencia PGA of Europe y soy jugador de Long Drive. Entonces, a todos los amateurs que les interese, conmigo no sólo pueden aprender a jugar mejor sino también a saber cómo pegar la bola más lejos, manteniendo el control”.

“Sinceramente, ahora he puesto mis objetivos en el Long Drive, pero sigo muy fijado en el golf profesional, porque obviamente mi sueño, como el de cualquier profesional, es llegar al Tour Europeo y al PGA Tour. Hoy en día hay que ser largo en los circuitos, porque resulta mucho más fácil. En vez de quedarte a 150/120 metros de la bandera, prefiero quedar en el rough pero a 50m de la bandera… Me gustaría seguir el ejemplo de Jamie Sadlowski, que es pegador de Long Drive y ahora juega en el Web.com Tour con la intención de conseguir la tarjeta del PGA Tour. Busco seguir un camino como el suyo, porque pienso que es donde está mi futuro”.

En cuanto a patrocinadores de Ilija tiene el respaldo de Crest Link, que le proporciona la ropa de golf desde este año; también le apoya Brandfusion, uno de los principales distribuidores de material para campos de golf del Reino Unido; la academia deportiva Walter Gruenefeld; la hípica de alto rendimiento Mil Huellas; y cuenta con el apoyo de Instituto Hortola a nivel fisioterapia. No le irían nada mal algunos patrocinadores más, ya que todavía tiene huecos para lucir logos en sus polos y la bolsa de palos.

ASÍ ES LA RUTINA DIARIA DE ENTRENAMIENTO DE ILIJA

Ilija Djurdjevic no tiene residencia fija y reparte el tiempo viajando para competir, el invierno en Barcelona y el verano en Serbia para los entrenamientos. De momento no tiene problemas de lesiones porque se cuida mucho. Su rutina del día siempre incluye, por la mañana, una hora de pilates si no está en el campo de golf. Luego practica entre 2 y 3 horas de golf: juego corto, putting y mucho Long Drive, hierros muy poco porque como profesional tiene que saber dominarlos, y lo más importante para él es practicar el juego corto y el drive. Luego vuelve a casa y hace una hora intensiva de fitness, con ejercicios de rotación y explosividad. Por la noche, yoga y muchos estiramientos, porque dice que “lo más importante en este deporte es ser explosivo, pero flexible al mismo tiempo”.

Su recomendación para los golfistas aficionados a partir de 50 años, aunque muchas veces no lo pensemos, es la siguiente: “Es muy importante realizar un mínimo de fitness y yoga, dos o tres veces a la semana, para prevenir lesiones y mejorar el juego. Se puede ganar mucha distancia sólo haciendo un poco más de deporte fuera del campo de golf”, concluye.

Puedes seguir a Ilija Djurdjevic en las redes sociales:

Facebook: /IlijaDjurdjevic
Instagram: @ilijathunder
Contacto: e-mail, ilinein@hotmail.com

Por Miguel Angel Buil