Entrevistas

Entrevista – Antoni Trilla: “El golf es el deporte más seguro y una bendición en estos tiempos difíciles”

23 Octubre 2020 – El Doctor Antoni Trilla (Barcelona, 1956) es un reconocido epidemiólogo, que está trabajando muy duro para luchar contra la Covid-19. Catedrático de Medicina Preventiva de la Universitat de Barcelona, es decano de la facultad de Medicina y asesor del Gobierno para luchar contra la pandemia. Un ávido golfista, socio del Club de Golf Terramar, en esta entrevista de la Federació Catalana de Golf (FCG) nos explica su experiencia con el golf y como se lucha contra la pandemia, que ahora le impide practicar con regularidad su deporte favorito.

FCG: Nos gustaría saber cual es su relación con el mundo del golf.
ANTONI TRILLA: Empezó cuando inicié mi etapa de residencia, en e laño 81. Mi esposa y yo veraneábamos en Sitges y fuimos un día, nos gustó e intenté jugar. Con el tiempo, soy socio e intento jugar lo que puedo. Cuando era más joven más y ahora, de mayor un poco menos, y con tanto trabajo ahora, muy poco, cosa que me sabe muy mal.

FCG: ¿Qué relación tiene con la Federación Catalana de Golf?
AT: Cuando llevaba algunos años jugando, me ofrecieron inscribirme a un curso de árbitro de golf, que entonces tenía a árbitros como Humet o Udaeta. Me apunté y me hice árbitro de golf de la FCG, aunque ejercí poco porque me dedicaba a los infantiles del club. Siempre me ha gustado mucho el golf y el deporte, y para conocer un poco mejor las reglas. Si no caduca, tengo esa titulación.

FCG: ¿Antes de la pandemia, como encontraba tiempo para jugar?
AT: Yo soy más jugador de fin de semana, pero como mi profesión, la medicina, es difícil compaginarla y en este sentido, me considero ahora jugador ocasional. Llegué a ser un hándicap 11 y con la nueva reglamentación estoy en 16 o 17. No lo cumplo, ¡ja ja ja!

FCG: Se siente muy a gusto en el club de Sitges….
AT: Sí, nos beneficiamos del clima, tan fantástico, pudiendo jugar todo el año, el recorrido ha ido variando. Cuando empecé era otro, y ahora hemos estrenado los nuevos hoyos, que se cogen con mucha ilusión por parte de los socios. Actualmente, soy miembro del Comité de Competición y de vez en cuando, me hacen alguna consulta.

FCG: Está claro que querría jugar más…
AT: Mi ilusión es poder llegar a mi jubilación y poder intentar jugar porque es un deporte que me encanta, y que requiere mucha dedicación. Cuando en una vuelta das tres golpes buenos y 87 malos, esos tres buenos sientan fantástico, aunque quisieras que fuera al revés. Yo disfruto mucho jugando y porque puedes disfrutar de buena compañía, al aire libre, aunque últimamente me estoy acostumbrando mucho a pagar los vermouts (ríe).

FCG: ¿Ha logrado transmitir su amor por el golf a su familia?
AT: Mi esposa empezó a jugar, pero no es competitiva y poco a poco lo ha ido abandonando. Mi hijo mayor llegó a ser miembros de los equipos infantiles del club. Creo que llegó a un buen hándicap, aunque con el trabajo tiene menos tiempo, pero cuando coge el palo aún se le ve maneras. El pequeño es médico y dice que quiere jugar un poco más, por lo tanto, sigue cerca.

FCG: ¿Qué le enganchó del golf?
AT: Creo que el ambiente, el hecho de poder caminar al aire libre y también una sensación de que era un juego técnicamente complejo, y para la mente, muy didáctico. En el golf, has de tomar muchas decisiones y ser consciente de tus limitaciones a la hora de realizar un golpe. Ese juego mental de jugar estratégicamente y reconocer tus limites, te enseña mucho mentalmente a ser humilde.

FCG: ¿Qué cosas destacaría de este juego?
AT: También me hizo mucha gracia, que en el reglamento, los que juegan contigo los llaman, en inglés, Fellow competitors (compañeros de competición), y eso es la muestra del fair play original. Quién juega conmigo no es mi rival, sino mi compañero competidor. Aporta unos valores importantes. También destacaría la honestidad que requiere, y saber uno mismo, para no hacerse trampas a uno mismo.

FCG: ¿Para la formación de los niños debe ser muy bueno, no?
AT: El golf te ayuda a aprender mucho de la vida. Gary Player era un gran jugador de bunker y se entrenaba hasta que la metía dentro. Siempre decía, que cuanto más entrenaba, más suerte tenía. Requiere mucho trabajo, especialmente mental.

FCG: ¿El golf es uno de los deportes más seguros con la pandemia?
AT: Yo lo considero una bendición. Si los campos siguen abiertos y tenemos un poco de precaución en las zonas cerradas como los restaurantes y vestuarios, desde el punto de vista del coronavirus, es el deporte que tiene menos riesgo de todos los deportes: no hay contacto físico, la gente puede caminar a la distancia, es al aire libre… Creo que es ideal en estos momentos de tanta tensión, poder disfrutar de 18 hoyos al aire libre…es excelente. Ojalá podamos mantener los campos abiertos.

FCG: ¿Por qué se han tenido que cancelar competiciones durante 15 días?
AT: El argumento es que cuando se entrena, no se realizan tantos desplazamientos como cuando compites. Ya veremos qué sucede luego. Espero que se puedan activar de nuevo aunque dependerá de cómo estemos con la epidemia. Se puede seguir entrenando, y es súper seguro en los clubs. Las medidas de seguridad se han hecho bien en los clubs, y no ha habido, que yo sepa, brotes de contagio en clubs de golf, así que estamos en una situación muy buena.

FCG: ¿Por qué cree que el golf no fue de los primeros deportes autorizados tras la pandemia?
AT: Es cierto. La primera vez que se autorizó, se tardó un poco más de lo esperado, quizá por desconocimiento, y tampoco podemos olvidar que las medidas de control, cuanto más sencillas y claras son las instrucciones, mejor. Si dejas hacer una cosa, siempre sale otro preguntando porque él no… Así, de entrada, no se podían practicar deportes y luego fueron abriendo la mano. Desde el punto de vista sanitario, el golf tiene la máxima prioridad como deporte seguro.

FCG: ¿Cree que es bueno empezar a permitir espectadores en el mundo del deporte?
AT: En Houston, van a permitir la entrada de aficionados al torneo previo al Masters, y allí no estaba mejor que nosotros en cifras. Hay que constar que los accesos a los estadios y los desplazamientos son peligrosos. Ahora no nos interesa que la gente se mueva. De entrada, protección individual con mascarilla y distancia, si es posible. El riesgo de contagiarse en un espacio abierto es 20 veces menor que en un espacio cerrado. El golf tiene la ventaja que en la tele también se ve muy bien.

FCG: ¿Es posible que volvamos a un cierre total?
AT: Siempre está encima de la mesa, aunque no es una medida que se vaya a aplicar ahora mismo. Tenemos unos días para ver cómo evoluciona la pandemia pero si vemos que la tendencia en Catalunya no se frena, pensamos más en cierres selectivos de poblaciones pero no globalmente y por un tiempo limitado. Algunos países han adoptado por los toques de queda, pero tendría que anunciarse un nuevo estado de alarma del Gobierno. Veremos como les va a ellos.

FCG: ¿Vamos a conseguir una solución muy pronto?
AT: Hay muchas maneras de interpretar la epidemia y como controlarla, y como ocurre en el golf, que un golpe se puede ejecutar de distinta manera, con el mismo objetivo de llevarla al green. Es cierto que todos hemos cometido errores de apreciación o falta de datos, pero el objetivo es controlarla lo antes posible. Cada uno trata de hacer su trabajo lo mejor posible. La realidad es que no hay una receta clara y única. Todas son buenas, aunque no todas igualmente aplicables porque cada país responde de manera diferente. Lograr la cura y tener la enfermedad totalmente controlada, nos llevará como mínimo uno o dos años.

FCG: Pues muchas gracias doctor por atendernos y por dejarnos ocupar su valioso tiempo…
AT: ¡Un saludo a todos los federados y ánimo a todos a jugar a golf, lo recomiendo!

Por REDACCIÓN