Empresas

Club Car – A falta de un año, los capitanes de la Ryder Cup 2018 ya están motorizados

10 Noviembre 2017 – Después de haber protagonizado los eventos a un año vista de la gran cita en Le Golf National de París (Francia), los preparativos siguen su curso para que Club Car proporcione una flota de 500 vehículos para la organización de la Ryder Cup 2018.

La edición de 2018 del encuentro bienal marcará el vigésimo primer año de Club Car, fabricante líder mundial de vehículos eléctricos de rueda pequeña y cero emisiones, y marca de Ingersoll Rand, como proveedor oficial de la Ryder Cup.

Durante el exitoso evento de dos días “Year to Go”, el proveedor oficial del Tour Europeo ha presentado a los capitanes de los equipos de Estados Unidos y Europa, Thomas Björn y Jim Furyk, sus coches de equipo especialmente equipados, que cuentan con asientos bordados luciendo el banderas europea y estadounidense.

“Ver a los dos capitanes en sus coches de equipo en Le Golf National por primera vez ha sido un momento de mucho orgullo para todos en Club Car”, decía Marco Natale, vicepresidente de Club Car en EMEA.

“Ha habido muchas imágenes memorables en los últimos años que muestran el importante papel que han jugado los coches en los matches de la Ryder Cup, entre ellos Seve Ballesteros recorriendo el campo en Valderrama, camino a la victoria la última vez que el evento se celebró en la Europa continental, y esperamos volver a cumplir nuestra parte en lo que seguramente será una gran competición deportiva el próximo año”.

Como en años anteriores, la participación de Club Car en la Ryder Cup 2018 se extiende más allá de los requisitos de los dos equipos, con vehículos suministrados para su uso por los oficiales de las Reglas, los equipos de producción de televisión y el personal de la organización.

“La Ryder Cup es un evento que nunca se para”, dijo Richard Hills, Director de la Ryder Cup Europea. “Desde su mínimo impacto ambiental hasta las innovaciones técnicas que se introducen en toda su flota, Club Car es un socio valioso a largo plazo que ha evolucionado con éxito junto al evento”.

A menos de un año de la 42ª Ryder Cup, se están haciendo los preparativos para enviar una flota de 350 coches de golf, utilitarios de campo y vehículos de transporte desde la sede central de Club Car en Augusta, Georgia (EE.UU.), mientras que el resto de la flota se proveerá directamente desde la red de distribuidores en Europa.

“La Ryder Cup es una gran operación logística que involucra cientos de vehículos”, añade Marco Natale.

“Sin embargo, después de haber sido proveedor oficial de la Ryder Cup desde 1997, tenemos una comprensión detallada de cómo dar servicio al evento y estamos perfectamente emplazados para conducir la logística en el campo de uno de los eventos deportivos más grandes del mundo”.

Club Car ya ha suministrado a Le Golf National una flota de 50 coches de golf Precedent i3, todos con el sistema Visage de información de golf móvil totalmente conectado.

Por REDACCIÓN